Los tóxicos ocultos en los productos del hogar

Científicos señalan que elementos de uso diario tienen componentes potencialmente dañinos para el ser humano
En el marco de un proyecto denominado Targeting Environmental Neuro-Developmental Risks (TENDR- Apuntando a los Riesgos Ambientales del Desarrollo Neurológico), y desarrollado por científicos estadounidenses expertos en varias disciplinas, se identificaron los riesgos para la salud que implica la exposición a algunos de los químicos presentes en los productos de uso diario.

El equipo que se conformó por investigadores de las principales universidades de Estados Unidos, como Harvard y Columbia, miembros de organismos como el Instituto Nacional de Ciencias de Salud Medioambiental, la Escuela de Medicina del Hospital Monte Sinaí, entre otros logró un consenso absoluto. "La exposición continuada a químicos tóxicos presentes en el aire, el agua, la comida, el suelo y los productos de consumo pueden aumentar el riesgo de discapacidades cognitivas, sociales o de comportamiento, así como desórdenes específicos en el desarrollo neurológico, como el autismo y el síndrome de déficit de atención con hiperactividad", expresa el informe.

Plásticos, envoltorios, cortinas de ducha, muebles, electrodomésticos, productos cosméticos y de higiene diaria e incluso algunos alimentos, aún presentan este tipo de componentes.
Preste atención a las etiquetas y evite comprar productos si contienen los siguientes componentes:

Ftalatos

Los ftalatos o ésteres de ácido ftálico son productos químicos industriales que se usan como disolventes. También su utilizanción es frecuente en plásticos para volverlos más flexibles y resistentes, en este caso el policloruro de vinilo (PVC) es el más frecuente. Los más usados son el DEHP, el DIDP y el DINP. También sirven para fijar esencias a productos químicos.

La prohibición de estos productos ha llegado a varios países. Pero todavía se pueden encontrar en shampoos, acondicionadores, aerosoles para el cabello, perfumes, esmaltes de uñas, embalajes para comida, cápsulas de medicamentos y juguetes sexuales.

Los expertos lanzaron las siguientes recomendaciones con respecto a este químico: elegir lociones y detergentes sin fragancia, usar envases de vidrio y no de plástico para calentar la comida en el microondas, no comprar juguetes si en la etiqueta dice que contienen DEHP, DBP o BBP y evitar el uso del PVC.

Polibromodifenil éteres (PBDE)

Los polibromodifenil éteres o PBDE son compuestos bromados que se usan para evitar que productos electrónicos de plástico y muebles incendien. El polibromodifenil se aplica en las espumas de poliuretano.

Su degradación en la atmósfera es muy lenta, por lo que es un compuesto difícil de eliminar.
En 2006 en California, Estados Unidos se prohibió usarlos tras un estudio de la Universidad de Columbia que comprobó que el consumo de esta sustancia por parte de las madres era transmitido a los lactantes lo que generaba un descenso del coeficiente intelectual y pérdida de atención en los niños.

Las recomendaciones para el PBDE van desde elegir muebles con relleno que sean "libres de retardantes de llama", limpiar el polvo de la casa con frecuencia, hasta usar un felpudo en la puerta para que las partículas de PDBE en los zapatos del visitante no ingresen al hogar.

Mercurio

"El mercurio es una sustancia tóxica con efectos nocivos para el ser humano, en especial para las embarazadas, los lactantes y los niños", señala la Organización Mundial de la Salud (OMS). "El principal efecto del metilmercurio es la alteración del desarrollo neurológico; afecta negativamente el desarrollo del cerebro y del resto del sistema nervioso del niño".

Aun así el mercurio y sus derivados están presentes, por ejemplo, en termómetros, pilas, amalgamas y energías que se basan en la combustión del carbón. La recomendación es evitar todo esto y descartar algunos cosméticos y medicamentos antiguos que contaban con cloruro mercurioso.
En la lista de químicos potencialmente tóxicos también están el plomo, el flúor, el DDT, el tetracoloetileno, entre otros.

Populares de la sección