Los vientos mantienen el fuego lejos de Punta del Diablo

Bomberos y vecinos siguen trabajando contra los focos que aún se mantienen; si bien la situación está controlada por el momento, si los vientos cambian puede complicarse nuevamente

El incendio forestal que sucede en Rocha se mantiene a una distancia prudencial de la población de Punta del Diablo, por lo tanto no ha sido necesario recurrir a una evacuación obligatoria que al inicio de este martes parecía inminente, no obstante el gobierno nacional y especialmente el departamental tienen todo listo por si ello es necesario, según se informó a El Observador desde la intendencia rochense.

En otro orden, Diego Cánepa, proscretario de Presidencia de la República y responsable del Sistema Nacional de Emergencias, visitó la zona afectada este martes e incluso sobrevoló la zona en una unidad de la Fuerza Aérea Uruguaya.

En declaraciones a Subrayado, explicó que "por suerte" el viento en esta jornada ha mantenido una dirección "hacia la Laguna Negra o hacia el mar", es decir que no sopló hacia Punta del Diablo, disminuyendo sensiblemente el riesgo para los habitantes del balneario.

Cánepa comentó además que desde Meteorología se informó que este miércoles habrá lluvias en la zona, lo que es largamente esperado (hasta ahora hubo apenas algunas lloviznas), pues contribuiría mucho para incrementar el control del incendio forestal que hasta el momento afectó a unas 700 hectáreas.

El jerarca dijo que para quienes han tomado la decisión de autoevacuarse hay un plan disponible para asistirlos porque la intendencia ya tomó todas las medidas necesarias y que, en ese sentido, "hay un plan de evacuación totalmente ordenado y previsto que no va a ser utilizado por el momento porque estamos recorriendo Punta del Diablo y hay mucha tranquilidad".

De todos modos, precisó que "todo esto puede varias por el viento en cuestión de horas", aunque manifestó que tiene la esperanza de que a partir de este miércoles el fuego comience a ceder en forma definitiva.

Cánepa anunció el lunes, tras el Consejo de Ministros, que apenas quede solucionada esta adversidad habrá una profunda investigación para determinar las responsabilidades que en este incendio forestal hayan tenido los dueños de los predios que se ha constatado estaban sin la debida limpieza en los montes.

Situación bajo control.

Ruben Temes, funcionario de una inmobiliaria de Punta del Diablo, consultado por El Observador próximo a la noche de este martes dijo que "la situación está bajo control, no en forma definitiva, pero está todo controlado y con el fuego a una buena distancia, hay bomberos y gente apagando pequeños focos, con agua y tirando arena, hay maquinaria trabajando y todo está más calmo".

Cánepa dijo que hay dos cortafuegos que mantienen el riesgo dentro del perímetro trazado por los bomberos para contener el incendio, uno a la altura del km 294, el principal, y otro a la altura del km 296, que mantienen la situación bajo control, aunque no solucionada en forma definitiva.

Actualmente hay más de 200 bomberos, tres batallones del ejército, personal de la intendencia y de la Fuerza Aérea Uruguaya trabajando en actividades de control que cuentan con el respaldo voluntario de muchos vecinos de la zona afectada.


Populares de la sección

Comentarios