Lucas o El contrato, "un melodrama a la uruguaya"

La Comedia Nacional estrena una obra del prolífico dramaturgo Dino Armas

Más allá de ciertas temáticas recurrentes que puedan surgir del análisis, una de las cualidades que más define a la dramaturgia de Dino Armas es la fecundidad. Con 50 años de trayectoria en el teatro, Armas es uno de los autores más prolíficos de las tablas uruguayas, logrando proyectarse, además, a otros países americanos e incluso europeos.

No obstante, su presencia en el repertorio de interpretaciones de la Comedia Nacional (CN) evidencia una brecha de 20 años, cuando el elenco montó Queridos cuervos bajo la dirección de Carlos Aguilera. Ahora, con Lucas o El contrato, un texto de 2014, Armas retorna a las manos de la compañía municipal, en esta oportunidad con montaje de la actriz Lucía Sommer.

"Uno tiene que esperar, el teatro es una caja de misterios", comentó Armas a El Observador, considerando que "este encuentro (con la CN) es algo que se iba a dar". "Siempre fui muy criticado por ser un autor 'popular' o 'menor', que apelaba al humor", agregó. "Pienso que la mirada de los otros (sobre su obra) fue lo que cambió; yo he sido coherente en mi escritura y en mi forma de ser".

En este caso, Lucas o El contrato, que comenzará mañana en la Asociación Cristiana de Jóvenes, registra los encuentros entre sus dos únicos personajes, Sandra y Rosario, dos mujeres desconocidas que jueves a jueves van revelándose las capas que componen sus historias. Lo que las une en principio es Lucas, hijo de una y amante de otra, y así los puntos en común van descubriéndose.

"Es una obra bastante sombría, que trata de la relación de dos mujeres de distintas clases sociales, una adinerada y otra de clase pobre. Habla sobre la incomunicación y los lazos afectivos, cómo dos personas de distinto ámbito, distintas culturas, pueden llegar a entenderse", agrega Armas.

Para Sommer, en tanto, la soledad es uno de los ejes. "Las veo como dos mujeres muy solas que necesitan desesperadamente algo, y lo encuentran en la otra. Es la búsqueda de algo que falta existencialmente".

"Para mí como escritor fue interesante hacerlas dialogar", agrega Armas. "Lo que más me atrajo como escritor fue explicar estos dos lenguajes y hallar cómo se pueden encontrar esas dos maneras de ver, de sentir".

Para el autor, la inclinación hacia los personajes femeninos, una de las claves de sus creaciones, se nutre de su otra carrera, la docencia. "Fui maestro durante más de treinta años, rodeado siempre de mujeres que hablaban tranquilamente sobre sus relaciones con sus novios, maridos, amantes, sobre si las iba a visitar la suegra o no, todo adelante de mí, como si yo no existiera. Ese mundo lo fui observando de afuera", señala. Para Sommer, el autor no impone una mirada masculina sobre lo femenino, sino que revela una "veta muy sensible hacia la feminidad y la maternidad. Habla desde un lugar en el que las mujeres se sienten identificadas".

La fidelidad a las temáticas se ve acompañada por una afinidad al melodrama como estilo fértil. "Con el melodrama se pueden pasar las fronteras de lo permitido: están los sentimientos a flor de piel y se transmiten a través de palabras, de gestos o de situaciones. Pero esto es un melodrama a la uruguaya; nosotros no somos de agarrarnos de las cortinas y estar desaforados. Somos más del 'no te metas', de un melodrama más sobrio".

Encargada de llevar la dinámica a la escena, Sommer no le teme al melodrama, aunque se declara consciente de que lo importante es que esa emoción que define al estilo "esté sostenida por una actuación que sea real para el actor, que haya una historia interna que la sostenga".

Hecho ese énfasis, la investigación junto a las actrices fue lo que le permitió al equipo descubrir las capas de los personajes a lo largo del proceso de ensayo. "Es interesante la generosidad con la que escribe Dino, porque él abre puertas para que vos investigues para donde se te ocurra. Su escritura es generosa porque tiene algo de enigmático por momentos. No acota para que quede liso en lo que él dice y nada más. Él esconde cosas detrás".

Para Armas, Lucas o El contrato parte de una madurez lograda como autor, de mecanismos más "aceitados". "Siento que necesito menos palabras para decir lo que quiero. Cuando era joven escribía más, acotaba más. Ahora me remito a escribir lo necesario. Voy tras la síntesis".

Datos


Cuándo. A partir de mañana, sábados (21 horas) y domingos (19 horas).
Dónde. Asociación Cristiana de Jóvenes (Colonia 1870 esq Fernández Crespo).
Cuánto. $150.

Populares de la sección

Acerca del autor