Luis Almagro fue vetado para ingresar a Cuba

Pretendía viajar para ser premiado por opositores; el gobierno cubano lo consideró "inaceptable"
Cuba le negó el ingreso al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, por entender que el diplomático concurriría a la entrega de un premio en ese país que, a juicio del gobierno, constituye "actividades anti-cubanas".

La decisión de La Habana de no autorizar la entrada al país del jefe de la OEA fue conocida después de una noche de incertidumbre en que no se sabía si Almagro había viajado o no a la capital cubana, adonde inicialmente tenía pensado volar desde París, donde participó en actividades institucionales.

Finalmente el diplomático despejó las dudas a través de su cuenta de Twitter, en la que anunció que Cuba le denegó el visado al considerar el motivo de su visita una "provocación inaceptable", y publicó una carta de respaldo a Rosa María Payá.

Embed

En una carta dirigida a la presidente de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, Rosa María Payá, el secretario general de la OEA dijo que no podrá ir a la entrega del premio Oswaldo Payá dado que el Consulado de Cuba en Washington le denegó la solicitud de visa para el pasaporte de la OEA.

Además, las autoridades cubanas les informaron que no lo dejarían ingresar con su documento diplomático uruguayo –el cual no requiere de visado–, según se establece en la carta que fue publicada en el sitio web de la OEA.

El consulado cubano manifestó "sorpresa" por el "motivo de la visita" de Almagro y "asombro" por su involucramiento en "actividades anti-cubanas".

Embed

Cuba señaló que el motivo por el cual se había solicitado la visa constituía una "provocación inaceptable" y que dicho premio no es "reconocido" por el gobierno.

Almagro respondió que su presencia en la ceremonia no se diferencia de otros eventos similares que tienen lugar en otros países de la región en los que el secretario general participó, y que se realizan sin el apoyo del gobierno pero sin censura. "Sería bastante ridículo que luego de 67 años de revolución, tanto el bienestar del pueblo cubano como las relaciones bilaterales con Estados Unidos dependieran de esta ceremonia", contestó Almagro.

Embed

Un premio "casero"

La vivienda de los Payá en un barrio de La Habana era el lugar donde debía celebrarse un homenaje y la primera edición del premio "Oswaldo Payá: Libertad y Vida", un acto que finalmente se llevó a cabo pero con las sillas vacías de los invitados internacionales que no pudieron viajar a Cuba.

"Las sillas permanecerán vacías" hasta que los premiados "puedan aterrizar en La Habana" para recogerlos en persona, aseguró Rosa María Payá.

Al acto acudieron en torno a una veintena de invitados, entre los que se encontraban la jefa de la sección político-económica de la Embajada de Estados Unidos en Cuba, Dana Brown, así como representantes diplomáticos de Suecia y la República Checa.

Embed

Rosa María Payá pidió ayer a la OEA que apoye el derecho del pueblo cubano a decidir sobre su destino. "En la medida en que Cuba se democratice, también ganarán en estabilidad todas las democracias en América Latina", dijo la opositora, quien confió en que "hoy sea el inicio de un compromiso de la OEA con la causa de los derechos y la libertad en Cuba".

Precisó que no esperan que ese organismo "hable en contra de nadie", sino que se ponga "del lado de todos los ciudadanos cubanos en su derecho a comenzar un proceso de transición".

Los que quedaron afuera

Luis Almagro no fue el único invitado por la Fundación de la hija de Payá que no pudo ingresar a la isla. La lista se completa con el expresidente mexicano Felipe Calderón y la exministra chilena e hija del fallecido expresidente Patricio Aylwin, Mariana Aylwin.

Cuba justificó su decisión de negar el ingreso a esta última por formar parte de una "grave provocación internacional", indicó ayer un comunicado de la embajada cubana en Santiago.

Aylwin, exministra chilena de Educación (2000-2003), recibiría en el mismo acto al que iba a acudir Almagro en La Habana un reconocimiento en representación de su padre de parte de la organización opositora. Pero en el aeropuerto de Santiago, antes de emprender viaje, fue informada de que había sido declarada "inadmisible" en Cuba.

Llamado a embajador

La negativa a su ingreso a la isla generó un fuerte malestar en el gobierno chileno, que anunció el llamado a su embajador en La Habana.

"Una grave provocación internacional contra el gobierno cubano fue gestada por un grupo ilegal anticubano que actúa contra el orden institucional (...). Entre los involucrados está la exministra y exparlamentaria Mariana Aylwin", indicó el comunicado de la embajada cubana.

"No he participado en ninguna operación ilegal y menos de una operación de desestabilización del régimen cubano", respondió Aylwin, militante del oficialista Partido Demócrata Cristiano.

Embed

El evento fue calificado por la embajada cubana en Chile como un intento "de generar inestabilidad interna" y que en respeto a la memoria del expresidente Aylwin, el primer mandatario demócrata chileno tras la dictadura de Augusto Pinochet, realizó gestiones para evitar "que se consumara la provocación". Mientras el gobierno de Chile expresó su malestar, varias figuras políticas chilenas expresaron su repudio a la postura del régimen castrista.

Cuba lamentó que el homenaje a Aylwin se use "con fines políticos internos en Chile" y reafirmó su derecho de "decidir sobre el ingreso al territorio nacional de ciudadanos extranjeros y a defenderse de actos injerencistas".

Por su parte, el expresidente mexicano (2006-2012) Calderón lamentó el incidente y dijo que "uno o dos días" antes del viaje, la subsecretaria de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, María Flores, le dijo que el Gobierno cubano estaba "preocupado" por su visita, un acto que calificaba de "impropio o ilegal".

Embed

A juicio de Calderón, "la objeción del Gobierno cubano" es porque en el acto iba a haber "un premio para Almagro" que "supuestamente tiene muy malas relaciones con Cuba".


Fuente: Agencias

Populares de la sección