Macri: Hebe de Bonafini es una "desquiciada"

El presidente se refirió a la dictadura argentina en una entrevista con el sitio BuzzFeed

El presidente argentino Maurico Macri definió como una "guerra sucia" los crímenes de la última dictadura militar (1976-1983) y calificó de "desquiciada" a la líder de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini, en una entrevista este miércoles al sitio BuzzFeed.

Macri, asiduo impulsor de las nuevas plataformas digitales para expresar distintos mensajes, concedió una entrevista seguida en vivo por varios medios locales y contestó preguntas sobre los juicios de lesa humanidad, los desaparecidos de la última dictadura (1976-83), pobreza, entre otros asuntos que siguen dividiendo a la sociedad argentina.

Al ser consultado sobre su apoyo o rechazo a los juicios de lesa humanidad contra los represores de la dictadura, el presidente de centroderecha dijo: "Es importante saber bien lo que pasó y darle el derecho a los familiares (de) que sepan definitivamente después de esa horrible tragedia, que fue esa guerra sucia, que sepan qué fue lo que pasó".

El concepto de 'guerra sucia' fue creado en Estados Unidos en la década de 1970. Se refiere a la existencia de dos bandos, uno conformado por militares violadores de derechos humanos y otro por organizaciones armadas de izquierda.

La justicia argentina negó la existencia de una "guerra" y convalidó que hubo crímenes de lesa humanidad en el marco de un plan de "terrorismo de Estado", como definen el secuestro, tortura, desaparición y asesinato de opositores políticos. Bajo este concepto se ha condenado a más 600 militares, policías y civiles, mientras siguen otros juicios.

"Desde 1983 parte central del consenso democrático es que en Argentina hubo terrorismo de Estado y no guerra sucia", dijo en reacción a las palabras de Macri, Juan Cabandié, de 38 años, activista de derechos humanos y nieto recuperado número 77 gracias a la organización Abuelas de Plaza de Mayo.

"Lo peor de nuestra historia"

Macri también fue consultado sobre las críticas que ha formulado en su contra Bonafini y la polémica sobre la cifra de desaparecidos durante la dictadura militar que los organismos de derechos humanos cifran en 30.000. "Hace rato que no le contesto (a Bonafini). Está desquiciada, dice barbaridades fuera de lugar hace varios años" dijo.

Macri rechazó que Bonafini sea víctima de una persecución ideológica por la causa judicial en la que se le investiga por supuesta defraudación con fondos públicos destinados a construir viviendas sociales.

"Ella está involucrada en hechos de corrupción graves y todos tenemos que ser iguales ante la justicia, pero ella se ve que no lo interpreta de la misma manera", señaló.

En cuanto a la cifra de desaparecidos dijo: "No tengo idea, si fueron 9.000 o 30.000 es un debate en el que no voy a entrar, una discusión que no tiene sentido", respondió. "Lo que sucedió ya tiene una dimensión: fue lo peor que nos pasó en nuestra historia, no hace falta un número", añadió.

Sobre su posición respecto a la defensa de los derechos humanos consideró que basta con ver los actos de su gobierno. "Trabajo todos los días (en ello) y hablo por los hechos que son contundentes", sostuvo.


Fuente: AFP

Populares de la sección