Macri ordenó a su canciller resolver "todos los temas" con Uruguay

Nin Novoa se reunió con su par argentina y acordaron reuniones bianuales

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, envió una señal clara de intentar estrechar los lazos con Uruguay y dio instrucciones a su canciller para que resolviera "todos los temas" que involucran a ambos países. Así lo hizo saber la ministra de Relaciones Exteriores de Argentina, Susana Malcorra, luego de un encuentro que mantuvo ayer con el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa.

"La decisión del presidente Macri es que todos los temas que son de facilitación y de integración con Uruguay se deben poner sobre la mesa y se deben resolver", dijo Malcorra a la prensa luego del encuentro bilateral en Montevideo, y agregó que ese acercamiento será extensivo a otros ministerios del gobierno argentino.

Se trató de la primera salida al exterior de la canciller desde que asumió el gobierno de Macri a principios de diciembre pasado, lo que refuerza el mensaje que la administración argentina pretende marcar.

Dos por año

Uno de los primeros puntos que acordaron los ministros fue realizar encuentros dos veces al año para examinar y "revisar el inventario de todos los temas" que Argentina y Uruguay tienen en el debe y que han quedado trancados durante los últimos años a raíz del alejamiento que hubo entre el gobierno del expresidente José Mujica y su par argentina Cristina Fernández.

Pero resolver todos los temas no fue la única directiva que dio Macri a su ministra, sino que también precisó específicamente que se avance en asuntos vinculados con los controles en el río Uruguay. Los cancilleres acordaron trabajar en nuevos mecanismos para mantener la calidad ambiental sobre todo el río fronterizo y de hecho el equipo de gobierno de Argentina se quedó en la tarde de ayer en Montevideo para continuar discutiendo el modo de llevarlo a la práctica.

"Para nosotros es muy importante, no solamente la cuestión de la hidrovía como canal de conexión, sino la salud del río Uruguay, así como la salud del río Paraná del otro lado lo es para nosotros", manifestó Malcorra.

El monitoreo conjunto de Uruguay y Argentina en los vertidos de la planta de celulosa UPM sobre el río fue uno de los puntos que llevaron al distanciamiento de ambos países. Durante los últimos años el gobierno de Cristina Fernández se había parado firme sobre la idea de que la pastera ubicada en Fray Bentos contaminaba el agua y que por tanto se necesitaban controles rígidos para que no se pasen de los límites permitidos. En tanto, el gobierno uruguayo mantenía la postura contraria y afirmaba que UPM contaba con los controles suficientes. Las protestas de opositores a la planta, que cortaron los puentes binacionales durante años, fueron una marca imborrable en el relacionamiento.

En la reunión también se repasó la agenda del Mercosur, los acuerdos comerciales y los temas vinculados con los puertos.

Nin expresó que hubo un "alto grado de sintonía" con su par argentina y consideró que la relación de ambos países se está viendo "muy fortalecida".

"Es un gran gusto que el Uruguay y la Argentina retomen esta senda de hermandad, de compromiso rioplatense y de compromiso sudamericano, como lo hemos tenido y como nunca debemos dejar de tenerlo", agregó el canciller.

El acercamiento de las relaciones ya había mostrado sus primeros pasos el pasado 1° de enero cuando Macri visitó al presidente Tabaré Vázquez en la residencia de Anchorena. En esa oportunidad se anunció el fin de la norma que trancaba los transbordos de barcos argentinos en puertos uruguayos y la intención de concretar acuerdos en cuanto a la producción de gas.


Populares de la sección