Macri quiere borrar a Néstor Kirchner como nombre de obras

Gobierno argentino impulsa un proyecto para rebautizar edificios y plazas
El gobierno argentino prepara un proyecto de ley para reglamentar la nominación de espacios y obras públicas con nombres de expresidentes o de hechos históricos, algo que llevaría a rebautizar las múltiples instalaciones que en ese país llevan el nombre del extinto expresidente Néstor Kirchner (2003-2007). De aprobarse, la propuesta le pega en la frente al relato kirchnerista, que antes de dejar el poder el año pasado buscó inmortalizar a su mentor, que murió en 2010.

En declaraciones a radio Continental, el responsable del Sistema Nacional de Medios Públicos del gobierno de Mauricio Macri, Hernán Lombardi, aseguró que la propuesta es una "reflexión de mirada general" sobre qué se hace con el "pasado", para tener "una óptica más reflexiva" y alejada de las "pasiones del momento" que en vez de unir, provocan división.

"Se trata de un borrador de proyecto de ley que ponga una distancia temporal entre el fallecimiento de una persona o un hecho histórico y nominar un monumento, un edificio público, una plaza o una calle", argumentó Lombardi.

El contenido del borrador del proyecto de ley, difundido el domingo por el diario La Nación, plantea un margen temporal mínimo –en principio, de 20 años–entre un hecho o la muerte de un expresidente y la nominación de cualquier lugar. Además, devolvería al Parlamento la potestad de poner nombres a espacios públicos.

En la práctica, esto supondría la invalidación de nombres como el del Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires, el histórico edificio de Correos en el centro de Buenos Aires, de nueve pisos, ahora dedicado a la cultura. El remodelado gigante fue inaugurado en 2015 por la entonces presidenta, Cristina Fernández, viuda de Kirchner.

La iniciativa también llevaría a cambiar el nombre de numerosas plazas, rotondas, calles, carreteras y otros monumentos repartidos por Argentina que recuerdan al expresidente.

"Las restricciones son de aplicación a las denominaciones existentes en la actualidad, que deben adaptarse en un plazo de 120 días", señala el séptimo artículo de la iniciativa.

"Los nombres que se impongan a los bienes y lugares públicos mencionados deben estar directamente relacionados con la República Argentina o bien revestir importancia indiscutida en el orden nacional o universal", agregó otro punto.

El diario La Nación también informó el domingo basado en fuentes del gobierno que el texto tiene el apoyo del presidente Macri y que ahora el oficialismo de Cambiemos busca apoyos en el Parlamento para transformarlo en ley.

El borrador de la iniciativa también propone crear "una comisión bicameral" para analizar los proyectos de ley que busquen denominar "bienes muebles e inmuebles del Estado, vías de circulacion, obras, monumentos, y entidades en general". El texto hace especial hincapié en que haya unanimidad sobre la relevancia de los hechos que argumenten las eventuales nominaciones.

"Este proyecto se filtró ahora pero venimos trabajando hace meses. Y creo que es muy importante que sean varios bloques los que participen y que podamos salir de la visión de la coyuntura para encontrar los nombres a monumentos u obras públicas", dijo Lombardi. "Hay una hipertrofia en el nombre Kirchner. Pero salgamos de eso. Utilicemos esto para buscar una regla que nos contenga más a todos. Lo que importa es el concepto y tener un debate en un sentido republicano (...) Se está trabajando desde varios bloques y hay varias iniciativas", agregó el funcionario.

Fuente: AFP

Populares de la sección