Macri y Cameron dieron un impulso a la relación bilateral

En Davos hablaron sobre Malvinas, algo que no ocurría desde el año 2009
En el Foro de Davos participan unas 2.500 personas de la élite mundial. Una de las figuras que sobresalen en la edición de este año es el presidente argentino Mauricio Macri. Hacía 12 años que su gobierno no estaba presente en este foro y la participación de su presidente comenzó por lo alto, con reuniones con líderes globales de la talla de Benjamin Netanyahu o Joe Biden. El máximo logro de Macri fue haberse encontrado, ayer, con el primer ministro británico David Cameron.

Hacía años que no se registraba una reunión entre líderes de Argentina y Gran Bretaña, enemistados por el estatuto de las islas Malvinas o Falkland.

El encuentro con Cameron se celebró a puerta cerrada hacia el mediodía y duró cerca de media hora. Ambos convinieron en que "existe la posibilidad de abrir un nuevo capítulo", según el comunicado emitido por Londres.

"Quiero que dialoguemos sobre todos los temas que están pendientes, incluido Malvinas, con nuestras diferencias y nosotros manteniendo nuestros reclamos, pero dialoguemos", señaló Macri, según el comunicado de su gabinete.

De acuerdo con el texto que divulgó Downing Street, Cameron "dejó claro que la posición británica sigue siendo la misma y que en el reciente referéndum quedó absolutamente claro que los habitantes de las islas quieren seguir siendo británicos".

Los habitantes de las Malvinas optaron masivamente en 2013 por permanecer bajo bandera británica.
Marcos Peña, jefe de gabinete de Macri, confirmó que el encuentro fue "muy bueno" y agregó que el hecho de tener posturas diferentes no va a impedir que haya una buena relación entre las dos naciones.

En la misma línea se había expresado la víspera Susana Malcorra, canciller argentina, a los periodistas en Davos. "Tenemos un tema con Gran Bretaña, complejo, que es Malvinas. Pero centrar nuestra relación con el Reino Unido sólo en Malvinas es como quedarnos con el vaso medio vacío", dijo.

En este sentido, se informó que los líderes "discutieron sobre cómo el Reino Unido podría ayudar a los planes argentinos para reformar la economía, en particular en el sector energético, transparencia y ciencia".

Una delegación empresarial británica visitará Argentina en el segundo semestre del año para analizar diversos temas de infraestructura y Cameron invitó a Macri a asistir en Londres a un seminario sobre transparencia en la gestión administrativa y lucha contra la corrupción.

Vuelo alto

Macri aprovechó el tiempo y tuvo otras reuniones con líderes globales ayer. Entre estas destacan el encuentro con el vicepresidente estadounidense Jope Biden y la cita con el primer minsitro israelí Benjamin Netanyahu.

Con el primero dieron comienzo a "una nueva etapa en la relación bilateral" y Biden destacó que su país está dispuesto a colaborar en todos los sectores, especialmente en defensa, seguridad, tecnología e innovación.

De acuerdo con la prensa argentina, en su reunión con el israelí ambos exploraron la posibilidad de un intercambio de delegaciones ministeriales para tratar temas de colaboración mutua. Por ejemplo, Israel podría volcar su experiencia sobre el uso del agua en zonas desérticas.

Con Manuel Valls, canciller francés, afinaron detalles sobre el viaje del presidente de ese país, François Hollande, a Argentina a fines de febrero. Y no faltó el encuentro entre Macri y su esposa con la reina holandesa de origen argentino, Máxima.

La agenda también incluyó diálogos con empresarios, desde la plana mayor de Google o Total hasta los responsables de Shell y Coca Cola. Este último prometió una inversión de US$ 1.000 millones en los próximos cuatro años, indicó la Presidencia argentina.

Fuente: Agencias

Populares de la sección