"Maduro no quiere elecciones porque las pierde"

El diputado venezolano Angel Alvarado (opositor) dijo que la Mesa Democrática lo que quiere es un cronograma electoral y que se libere a los presos políticos
Venezuela está políticamente trancada. Los poderes en manos de la oposición –como el parlamento– y el oficialismo que domina el Ejecutivo e incide en el Judicial, no se reconocen entre sí. La Mesa de la Unidad Democrática reclama que se establezca el cronograma electoral –hoy hay comicios retrasados– y que se libere a los presos políticos. El diputado opositor Angel Alvaro dijo a El Observador que el presidente Nicolás Maduro pasó una línea y no quiere elecciones.

¿Cómo define la situación política actual de Venezuela?
Es un sistema en el cual no hay los mínimos democráticos. Es decir que no se respetan los derechos humanos, hay más de 150 presos de conciencia, entre ellos el diputado de nuestra bancada Gilbert Caro que está preso sin razón, sin juicio y sin acusación. Después está la situación de la prensa que se juega con ella al no vendersele papel.

¿Las fábricas de papel son estatales?
El Estado tiene el monopolio de la importación del papel. Si un periódico tiene una línea más dura le cortan el papel. Los medios están sometidos. Lo mismo la televisión.

¿Usted dice que no se cumple con los mínimos democráticos pero no dice que hay una dictadura?
En Venezuela hay un gran debate sobre eso en la oposición. Yo soy de la tesis de que no solo hay una dictadura sino un sistema de corte totalitario que es mucho peor. ¿Pero qué pasa?. Venezuela, en el régimen chavista, ha celebrado elecciones todos los años y nunca ha dejado de medirse en elecciones. Ahora el presidente Nicolás Maduro, tiene retrasada la elección de gobernadores. Maduro está pasando un límite, y quiere un control total de la sociedad al estilo soviético. Ahora las elecciones están suspendidas y la gran lucha en Venezuela es recuperar las elecciones.

Ustedes juntaron firmas para que haya un referéndum revocatorio, ¿qué pasó?
El gobierno secuestró ese proceso. Salió a decir que no se juntaron las firmas suficientes cuando se recolectaron 2.5 millones o dice que hay firmas falsas. Básicamente Maduro no quiere elecciones porque sabe que las pierde. Lo que quiere la Mesa Democrática es que se libere a los presos políticos y que haya elecciones.

Venezuela fue suspendida del Mercosur y puede ser suspendido de la OEA.¿ La oposición apoya ese camino?.
La duda es si las sanciones tienen efecto. No queremos ser suspendidos queremos una democracia. La oposición pide que se cumpla con el cronograma electoral. En estos momentos la gran coalición no está abogando por la aplicación irrestricta de la Carta Democrática. Cuba estuvo fuera de la Carta de la OEA y siguió en una dictadura. El problema no es que esté suspendido o no, el asunto es que se genere una democracia. A veces ese tipo de órganos internacionales son buenos para sancionar pero no para restablecer el orden.

¿Cómo ve la gestión de Luis Almagro en la OEA?
Almagro no es simplemente Almagro. Acá estámos hablando de más de 18 países que están generando una gran presión. Almagro es el secretario general, pero si no tuviera por detrás el apoyo de Argentina, Brasil, México, Uruguay, EEUU, es decir de los grandes países del continente, no podría hacer nada. Por eso al final no es sólo Almagro. Nosotros aplaudimos que América Latina haya abierto los ojos y se de cuenta que lo de Maduro es una dictadura. Si la OEA no hace nada entonces habrá que desecharla porque no funciona.


Populares de la sección

Acerca del autor