Mala Tuya, esto no es cumbia pop

La banda uruguaya prepara un show en La Trastienda y realiza un balance de su éxito en los últimos años
Mala Tuya

Soledad Ramírez recuerda el primer toque de Mala Tuya como "bastante accidentado" y "para el olvido". Hoy, cuatro años después de aquella primera presentación casual y amateur, la banda uruguaya -que mezcla ritmos brasileros como el pagode con rock, pop, murga y otros géneros- está preparando su próximo gran show el próximo 15 de julio en La Trastienda. "Es otro tic en la lista de aquellas cosas que teníamos pendientes o que nos gustaría hacer y un nuevo desafío para la banda", dijo Ramírez a El Observador.

En cuatro años, según contó Daniel Olhagaray –guitarrista y a la vez community manager de Mala Tuya- a El Observador, la banda aprendió "de todo" y evolucionó en "lo musical, lo logístico y lo humano" y que por eso pueden enfrentarse a un primer show grande en un lugar como La Trastienda.
Pero no todo ha sido sencillo en ese camino y no siempre el "grupo de amigos que se juntó a tocar y ver qué onda" entendió que la banda, por más recreativa que podía resultar, era un verdadero negocio y que como tal demandaba compromiso y seriedad. Juan Francisco Saralegui, vocalista y encargado de las contrataciones, explicó a El Observador que en los primeros meses como conjunto, los integrantes de la banda tuvieron que hacer terapia grupal para limar algunas asperezas y dimensionar un éxito tan repentino. "Llegó un momento en el que no podíamos reconocer el lugar en el que estábamos porque era todo sorprendente", dijo, y agregó que la terapia les sirvió para bajar los niveles de nerviosismo imperante en el conjunto y para "aceptar que cada uno tiene sus defectos y que cuando se cometen errores, no se hace por gusto".

11ox15 5colREC.jpg

Mala Tuya cuenta hoy con buena salud empresarial y musical. A mediados de junio lanzaron su nuevo sencillo, Nada, como para poner en marcha la maquinaria marketinera previa al show el 15 de julio, y hoy cuentan con casi 250 mil reproducciones sólo en YouTube. "Está de más saber que la gente que está en La Trastienda fue para verte a vos y no porque estaba de pasada o justo salió a bailar", dijo Ramírez. La propuesta del espectáculo, que lleva el nombre de Inverano, es la de generar una noche de verano en pleno inverno. "Quisimos hacer algo que tuviese contraste e impacto, proponer algo atractivo", explicó Ramírez. La música de Mala Tuya tiene asociación directa con el verano, las vacaciones y la playa. Siendo conscientes de esto, sus músicos pretenden "transportar" ese espíritu a La Trastienda. "La gente se va a olvidar por unas horas del invierno, de que tiene que trabajar o estudiar, y va a viajar a una noche de verano en la que va a poder, cantar, gritar, saltar y bailar", anticipó la vocalista.

No existen fórmulas exitosas

Mala Tuya - NADA

Desde que Mala Tuya apareció, ha sido comparada y catalogada muchas veces como "una banda de cumbia pop" por el hecho de que está compuesta por un grupo exclusivamente de jóvenes y que hoy en Uruguay todas las bandas juveniles que se hacen conocidas con poca trayectoria parecen dedicarse a ese género. "Cuando surgió nuestra banda nos comparaban con Agapornis que era lo que estaba sonando en ese momento", dijo Ramírez. Pero ellos aseguran que, desde siempre, han intentando despegarse de esta categoría por el hecho de que se consideran "diferentes" y "con una propuesta distinta" al resto de las bandas; desde lo musical hasta la puesta en vivo. "Al ser 13 o 14 personas tocando no funcionamos como las bandas de cumbia donde todo es más simple: se enchufa y se desenchufa, y se van a tocar a otro lado", argumentó la vocalista. Y agregó: "sé que hay muchas bandas que se preocupan pero muchas otras no, y hacen un show más mecánico, como sea y donde sea. Nosotros tenemos un funcionamiento de banda más grande y numerosa".

Ramírez cree que con las bandas de cumbia pop se "ha tomado una especie de fórmula como si fuese exitosa en la que se agarra un molde y se lo rellena". La joven percibe "una tendencia" que ya ha tenido lugar en otras épocas y otros tipos de géneros como el rock y que "seguramente sucederá igual en el futuro con otros géneros". Por eso surge la duda de si Mala Tuya tiene o no una fecha de caducidad cercana en el tiempo a pesar de que la banda ha trascendido "la moda". "El final depende de nosotros mismos y de la elección de la gente que es la que define el rumbo de este tipo de proyectos", reflexionó Ramírez para luego decir que ella no le ve fecha de caducidad a Mala Tuya porque "no se la quiere poner" y porque con el resto de sus compañeros trabajan a diario para hacer que la banda sea un proyecto sostenido en el tiempo. Que dure hasta que ellos mismos quieran y el público los acompañe. Este próximo show en La Trastienda es, en parte, su prueba de fuego.

Populares de la sección

Acerca del autor