Mantendrán boleto de una y dos horas pese a reclamos de empresas

La comuna planifica dar beneficios a quienes compren boletos por anticipado
A pesar de las críticas recibidas por las empresas de transporte con respecto a la implementación del boleto de una y de dos horas, la Intendencia de Montevideo (IMM) mantendrá estos beneficios para los usuarios y asegura que el tema no está incluido dentro de las negociaciones que se llevan a cabo en el sector con el objetivo de cambiar la forma de cálculo del precio del boleto.

En las últimas semanas autoridades de la comuna se reunieron con representantes de todas las empresas de transporte para empezar a negociar los cambios en la paramétrica que determina el costo del pasaje. En varias oportunidades las cooperativas de transporte han manifestado que desde la implementación del boleto de una y dos horas, hace casi 10 años, la recaudación de las empresas disminuyó y eso empeoró su situación financiera.

En diálogo con El Observador, la directora de Movilidad de la IMM, Beatriz Tabacco, descartó que se den modificaciones en ese aspecto. "No está en discusión" modificar el sistema de boletos de una y de dos horas, expresó.

Sin embargo, el presidente de UCOT, Mario Alvarellos, señaló que volverán a plantear el tema en próximas reuniones. "Se debería diferenciar el boleto de una hora del boleto común. Entendemos que los beneficios que brinda el boleto de una hora son muy superiores a la persona que solo toma un ómnibus", afirmó. El presidente de Coetc, Hugo Cervini, se manifestó en sentido similar. "Nosotros entendemos que es un mecanismo para la gente, aunque hay algunas de las empresas que perdemos", dijo.

Usuarios recurrentes

Una de las posibilidades que maneja la IMM es ampliar "el sistema de boletos inteligentes", que se compren a través de la tarjeta STM. En ese marco, la idea es otorgar beneficios a quienes compren por anticipado los boletos. De todos modos, Tabacco advirtió que los temas se han tratado solo a nivel general y recién en la próxima semana empezarán las negociaciones de manera más particular.
El presidente de UCOT comentó que esa es una propuesta que está sobre la mesa desde hace varios meses y que tiene el objetivo de fomentar el uso del transporte público. "Hay que medir cuáles son esos beneficios para que no influya negativamente en el mercado y que no se pierdan recursos del sistema", indicó.

Las empresas de transporte están citadas para el próximo martes a una reunión con las autoridades de la comuna para continuar discutiendo.

Posible aumento en setiembre

Con la paramétrica actual, el precio del boleto tendría que ajustarse cada vez que se reajusta el salario de los trabajadores del sector, es decir, en setiembre y en marzo. Esto se debe a que los sueldos son los que tienen mayor incidencia en la tarifa. Durante el primer año de la administración de Daniel Martínez, el precio del boleto aumentó en dos oportunidades y pasó de $ 24 a $ 28. Por ese motivo, la IMM pretende realizar cambios en el modo del cálculo de la tarifa para que los ajustes sean los menores posibles.

Según informa la IMM, hoy el 72% del precio del boleto se destina al pago de salarios, el 7,4% es para gastos administrativos, otro 7% es para mantenimiento de los ómnibus, el 5,5% es para los gastos de combustible, el 4,4% para la financiación por renovación de flota y el 3,7% es la ganancia de las empresas y los costos financieros.

El intendente consideró en diálogo con El Observador que esta paramétrica "no promueve la eficiencia" y por ese motivo la comuna impulsa una modificación. De todos modos advirtió que es poco probable que se logre bajar el boleto en el corto plazo. Se trabajará para que aumente "lo menos posible".

En principio los representantes de las empresas se mostraron dudosos ante la posibilidad de generar una mejor paramétrica, pero de todos modos señalaron que estaban abiertos al diálogo.

Populares de la sección