Marcha masiva en Chile en rechazo del sistema jubilatorio

Chilenos exigen creación de un "sistema público de pensiones"
Miles de chilenos se manifestaron este domingo en las principales ciudades del país para exigir el fin del sistema privado de pensiones, que fue impuesto en 1981 por la dictadura de Augusto Pinochet.

Según los organizadores, las marchas reunieron a más de un millón de personas en todo el país, y más de 600.000 en Santiago. Sin embargo, Carabineros estimó la concurrencia en la capital en 80.000.

"La marcha de hoy es la más masiva, alegre y pacífica de los últimos dos años y medio. Sin duda que la voz de la ciudadanía se expresa mucho más clara y con más fuerza cuando se realiza como hoy", dijo el intendente de Santiago, Claudio Orrego, al realizar un balance de la manifestación durante la tarde.

Desde hace 25 años, los chilenos están obligados a depositar sus ahorros de jubilación en cuentas individuales manejadas privadas, más conocidas como Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).
"AFP jubilación de hambre", "Queremos pensiones dignas y no más migajas" o "Las AFP deben morir para que los jubilados puedan vivir", son algunas de las frases que se leían en las distintas pancartas que llevaban los manifestantes que desfilaron por las calles de Santiago.

Aunque las AFP administran los ahorros de unos 10 millones de trabajadores chilenos con la promesa de retribuirles el 70% de su último sueldo, entregan pensiones muy bajas a sus afiliados.
De hecho, 90,75% de los jubilados de Chile reciben menos de US$ 233 al mes, casi la mitad del salario mínimo fijado en el país andino, según un informe publicado por la Fundación Sol.

"Somos los que hoy juramentamos no descansar hasta lograr que nuestros ahorros previsionales dejen de estar al servicio de los grupos económicos y se pongan al servicio de quienes son sus verdaderos propietarios: los trabajadores", dijo el coordinador del movimiento ciudadano "No+AFP", Luis Mesina.

Los ahorros de los jubilados chilenos superaron en mayo de este año US$ 171.000 millones, una cantidad que se pone a disposición de entidades financieras que lo reinvierten en empresas chilenas. Por lo tanto, las AFP son empresas rentables que, según la investigación de la Fundación Sol, durante los primeros diez meses de 2015 aumentaron sus ganancias en 71,4%.

Mesina aseguró que si el gobierno no escucha el pedido de la ciudadanía, se convocará a un paro nacional el próximo 4 de noviembre. "Llamamos a prepararnos para múltiples actividades y acciones de aquí al 4 de noviembre, fecha en la que deberemos hacer sentir toda la fuerza de nuestro movimiento", expresó el coordinador de "No+AFP".

Esta fue la segunda marcha nacional convocada por el movimiento en menos de un mes. La primera se había realizado el 24 de julio y reunió a más de 750.000 personas en todo el país.

La masiva manifestación logró poner el tema de las pensiones en la primera plana de la agenda nacional, lo que llevó a la presidenta chilena, Michelle Bachelet, a anunciar una serie de medidas para mejorar el sistema. De acuerdo al gobierno, el programa de reformas tendrá un costo de US$ 4.000 millones, de los cuales US$ 1.500 millones corresponderán al fisco.

Bachelet y un anuncio poco convincente
La presidenta chilena, Michelle Bachelet, propuso 12 medidas para modificar el sistema jubilatorio, pero no su completa disolución para avanzar a un "sistema público de pensiones", como exigieron los chilenos durante la manifestación. Entre las medidas propuestas –que todavía no se traducen en ningún proyecto de ley– está la creación de un "pilar solidario", que permite la entrega de una jubilación universal mínima e introducir mayores regulaciones a las AFP. Además, se anunció la creación de una AFP estatal para darle más competencia al sistema.

Fuente: Agencias

Populares de la sección