María Julia Muñoz: "Los que dicen defender a la educación son los que más la atacan"

La ministra de Educación dijo que con algunos sindicalistas no se puede "elaborar un pensamiento conjunto" y cuestionó la falta de preparación de los profesores
La ministra de Educación, María Julia Muñoz, es consciente de que no puede hacer mucho por la enseñanza, ya que esta depende de los organismos desconcentrados. Además, no es su tema fuerte, al punto que, como reconoció en esta entrevista con El Observador, nunca participó en ninguna comisión de las que elaboró el programa del Frente Amplio en el área educativa. Lo que sí hace con énfasis es abocarse a una de las razones por las que el presidente Tabaré Vázquez la designó en ese cargo: chocar duro con los sindicatos que, según dijo, "son los que más atacan" a la enseñanza pública.

Desde el comienzo de esta administración se dijo que usted había sido designada en Educación por el presidente Tabaré Vázquez para lidiar con los sindicatos, ¿cómo dice usted que le ha ido?
¡Qué pregunta tan original, Pereyra!

¿Por qué dice eso?
Porque todo el mundo dice lo mismo, cuando en realidad yo no estaba en el país y no oí que el presidente Vázquez dijera eso.

Pero usted sabe que lo dijo.
No no, no me consta.

Vamos a mostrarle a la ministra cómo lo dijo.
(Habíamos llevado un video del programa En la Mira de VTV en el que el presidente Tabaré Vázquez afirma que era correcto interpretar que Muñoz había sido designada en Educación por sus experiencias en lidiar con el gremio de los municipales y el de la salud).
¡Noooo, no me lo muestre! No me lo muestre.

Ah, entonces lo da por bueno, confía en nosotros.
Lo doy por bueno, confío. En eso confío. Pero vamos a precisar cuáles son los términos de relacionamiento del ministerio con los sindicatos. La estructura que tiene la educación en Uruguay –que es muy particular–, está basada en un consejo central y en los consejos desconcentrados. Cada gremio se relaciona con su consejo desconcentrado y cuando son generales, se relacionan con el consejo directivo central. No se relacionan con el Ministerio de Educación y Cultura, cuyo gremio estaría más vinculado a COFE (funcionarios del Estado) que a los sindicatos de la enseñanza.

Entrevista a la ministra María Julia Muñoz


La historia reciente ha demostrado que hay situaciones en las que el presidente de la República y el Ministerio de Educación tienen relación con estos gremios, como fue la declaración de la esencialidad.
Exactamente. En ese momento veníamos de una situación de paro tras paro, donde los que dicen ser los defensores de la educación pública en realidad son los que más la atacan. En Uruguay se da una característica y es que muchos hogares entienden que sus hijos tienen que ir a la escuela pública, van a la escuela pública, se sienten conformes en la escuela pública, pero cuando termina la escuela, la enseñanza media la hacen en el sector privado. Y cuando usted pregunta por qué, responden que es porque hay un sinnúmero de paros y sus hijos no saben cuándo tendrán clase y cuándo no.

Mandan al privado los padres que pueden elegir.
Los padres que pueden. Los padres que no pueden tienen la preocupación, la insatisfacción y la frustración porque muchas veces, cuando ambos padres trabajan, no saben dónde dejar a sus hijos. Por tanto, la seguidilla de paros de los profesores, de la Federación de Profesores de Enseñanza Secundaria es exagerada. Porque tiene problema un profesor, una persona, de (sufrir una) agresión, que está muy mal y es un hecho repudiable, se hace un paro de alcance nacional. Eso es absurdo si consideramos que un liceo es una unidad educativa en la que existen profesores, estudiantes y padres, que viven en un barrio donde es más importante hacer jornadas en las que se pueda reflexionar y ver qué herramientas tenemos los adultos para contenernos cuando algo nos irrita profundamente.

¿Cuál es el papel del ministerio en relación con la enseñanza pública?
En realidad es poco; empujar a las autoridades que son electas por el presidente de la República para que se cumpla el programa de gobierno.

¿Y si esas autoridades no cumplen con el plan de gobierno el ministerio qué tiene para hacer?
El ministerio puede decirle "señor presidente, con estas personas no se puede trabajar".

¿Y con estas personas se está trabajando 100% de acuerdo?
Se está trabajando 100% bien, considerando las particularidades de cada uno.

Antes de la elección el presidente de la República, el actual vicepresidente y el actual ministro de Economía dijeron que no se podían perder más días de clase, pero se han perdido hasta 30 días en un año. ¿Por qué no se cumple esa promesa electoral?
Bueno, la situación de paros con un convenio salarial firmado es inaceptable y además de descontarle el día de paro, habría que pensar en otras soluciones o situaciones en las que se pudiera hacer pensar más al que para. Uno entiende que por problemas salariales exponga su disconformidad, pero por situaciones puntuales hacer un paro antes de fin de semana de vacaciones no parece muy a favor de la enseñanza pública, sino más a favor de un fin de semana largo.

La esencialidad fue un intento.
Fue un intento que no fue bien comprendido por los sectores de la enseñanza porque tuvo una reacción muy fuerte de los jóvenes, diciendo que se hería la autonomía universitaria cuando no atacaba en nada a la Universidad, sino que fue una medida para hacer pensar en la relación entre el educador y el educando.

Puedo entender el enojo de los jóvenes y de los docentes, pero hubo compañeros del Frente que lo dejaron solo a Vázquez.
Totalmente, porque tomó trabajo en el Frente que se entendiera que era una medida ejemplarizante para hacer ver a la población que el día de clase perdido es una pérdida para una familia y para la sociedad. Es un muchacho que está en la calle, que los padres no saben dónde va a estar cuando deberían saber que está en el liceo.

Fue una batalla perdida.
Es una batalla inconclusa.

¿Pero cómo seguir o dialogar cuando los gremios docentes dicen que este gobierno se parece al de Pacheco Areco?
Con esas cabezas no se puede elaborar un pensamiento en conjunto. Gente que no conoció el gobierno de Pacheco Areco, que no supo lo que eran las violaciones a los derechos humanos, que no entienden la historia del Uruguay y que le faltan condiciones para hacerse cargo de la enseñanza a los estudiantes.

La gente que gobierna en general puede enviar a sus hijos a colegios privados pero los que no, ¿qué hacen ante esas cabecitas?
Yo siempre envié a mi hijos a la enseñanza pública, pero por elección de mi propio hijo, que quería ir de túnica y moña.

¿Si hubiera sido por usted?
Ah, si hubiera sido por mí seguramente lo habría mandado a un colegio privado porque yo fui a colegio privado.

Cómo hacemos con esas cabecitas le preguntaba.
Para salvarnos de esas cabecitas hay que educarlos. Cuando entré al ministerio pensé que tener otra universidad de formación no era necesaria en la medida que podía incrementar costos. Hoy, luego de un año y medio de ver la formación de los docentes, es absolutamente necesario, porque hay sectores de la enseñanza donde todo el que enseña está titulado, los maestros. Ese maestro, esa maestra, siempre tiene herramientas para continentar de alguna manera las situaciones con las que se encuentra.

Eso no pasa en Secundaria.
No pasa con los docentes de Secundaria, donde de pronto con un año en el IPA (Instituto de Profesores Artigas) están dando clase y eso se nota. Hay que cambiarlo y estamos trabajando con los parlamentarios para tener una universidad de la educación que supla esos baches importantes que existen en la formación de los docentes de la enseñanza media. No todo es parejo, hay gente excelente, muy vocacional, que trabaja bien.

¿Es buena la autonomía de los desconcentrados?
La autonomía debe ser técnica. Lo que enseña y cómo enseña es algo que el docente debe hacerlo de acuerdo a su real saber y entender. Desde el punto de vista administrativo queda mucho por hacer en un país que demoró cien años en que la enseñanza primaria fuera obligatoria y ahora la obligatoriedad de la enseñanza media va a demorar muchos años más. Queremos hacer un esfuerzo en el primer ciclo de la enseñanza media, pero la población no tiene incorporado que la enseñanza media es un requisito indispensable en el mundo del trabajo y para la realización de las personas.

¿Por qué quienes elaboraron el programa del Frente en educación quedaron afuera del gobierno? Pienso en Mir y Filgueira.
Lo elaboraron muchos el programa, no solo Mir y Filgueira. Yo no fui nunca a las comisiones de educación, pero hubo mucha gente.

¿Se le fue la mano con Mir?
Creo que con los calificativos sí.

Tiene marcha atrás en eso.
Y sobre todo porque lo tomaron como un tema colectivo al resto de los maestros. Creo que (Mir) no pudo lidiar con personas que piensan diferente, que son diferentes y están al frente de la educación.

¿Está a favor de mantener los subsidios a las universidades privadas?
Toda la educación privada tiene subsidios. Debe estudiarse en profundidad, porque no toda la educación privada es igual. Las universidades privadas tienen casi que más controles que la pública, pero no nos consta para nada que los subsidios vayan para becas.

¿Y adónde van?
Ah, no sé. El ministerio controla la currícula de las universidades pero no la plata. Ellos presentan un balance donde no figuran las becas y por eso no sabemos.

¿Y qué piensa del estado de la Universidad estatal?
Como toda la educación pública, puede y debe rendir más. También hay desafiliación en la enseñanza terciaria y eso debe preocupar y mucho. Lo importante es que cuando alguien entra a hacer una carrera pueda terminar para no frustrarse.

¿Y de los centros públicos de gestión privada?
Son experiencias interesantes, no para generalizarse porque tienen un filtro, y limitaciones que están dadas por algo importante que es el compromiso de la familia. Todas las experiencias que salven ciudadanos son buenas.

¿Y en el área de la cultura, cuál es la principal inversión del ministerio?
Los fondos de incentivo y los que se llaman en cultura para promover artistas jóvenes.
¿No hay una burocracia que atenta contra quienes no saben cómo presentarse a esas becas?
En los fondos concursables se hacen instancias de formación para que accedan en las mismas condiciones que se presentan todos los años. Los fondos han dado un estímulo importante al desarrollo cultural. Además, desde el año pasado se hacen recorridas por el interior pensando en la asamblea nacional de la cultura que tendrá lugar el 9 de noviembre en el Teatro Solís, festejando los 10 años de la carta cultural iberoamericana.

¿Cómo soñaba que iba a ser el gobierno antes de llegar a él?
Soñaba que todo iba a ser más llano, fácil, que la sociedad se transformaría por la voluntad de muchas personas.

¿Y qué fue lo que más atentó contra ese sueño?
Chocar contra una burocracia durísima, alguna heredada y otra creada por el propio Frente Amplio.



¿Por qué entrevistamos a Muñoz? La educación es uno de los temas que más preocupa a los uruguayos, pero en más de una década en el gobierno, el Frente Amplio no ha conseguido mejorar los resultados, ha enfrentado divisiones internas sobre el tema y no ha logrado conseguir el apoyo de los sindicatos para encarar reformas



Populares de la sección

Acerca del autor