María Noel Riccetto: profeta en su tierra

“Mi prioridad va a seguir siendo, durante algunos años más, el Ballet del Sodre, pero dirigir esta escuela me llena de alegría y de ganas para seguir adelante con algo relacionado a mi mundo”

Con solo seis años, la bailarina María Noel Riccetto, hoy la figura más destacada del ballet uruguayo, comenzó sus estudios en una pequeña academia de ballet barrial y, a instancias de su profesora, la exsolista del Ballet Nacional del Sodre (BNS) Graciela Martínez, audicionó en la Escuela Nacional de Danza dos años después. Entre 1.000 postulantes, el nombre de Riccetto logró ingresar en una lista de solo 26 seleccionados, que desde ese momento solo siguieron menguando: cuando egresó de la academia, Ricetto era una de tres.

Aunque pasó a formar parte del BNS en 1996 como miembro del cuerpo de baile, el elenco aún se encontraba debilitado por la falta de un escenario propio, recursos e incluso bailarines, quienes debían optar por compañías extranjeras para proyectar sus carreras. Una de esas alternativas llegó a Riccetto con solo 14 años, pero el temor de abandonar a su familia y su país supuso un rotundo "no" inicial. Tuvieron que pasar tres años para que reconsiderara la propuesta: a los 17 aceptó la beca de la Escuela de Arte de la Universidad de Carolina del Norte que antes había rechazado.

Para la figura esbelta y delicada, de fuertes piernas, las posibilidades comenzaron a sucederse, y el potencial a relucir: a un año y medio de estar en Estados Unidos, Riccetto pudo audicionar para el American Ballet Theatre (ABT), la compañía de sus sueños, en la que permanecería por más de 10 años. El rol de solista siguió al de integrante de cuerpo de baile, y la colección de nombres con los que pudo bailar y trabajar no logró sino crecer: Julio Bocca, José Carreño, Vladimir Malakhov, Twyla Tharp, Jorma Elo, Benjamin Millepied.

Los títulos también comenzaron a acumularse, alcanzando piezas claves del repertorio clásico como El lago de los cisnes, La bayadera, Don Quijote, Giselle, La bella durmiente y Onegin. Sus piruetas incluso la llevaron al cine de Hollywood, al desempeñarse como doble de cuerpo de la actriz Mila Kunis en el filme sobre ballet Cisne negro.

No obstante, con la incorporación del exbailarín argentino Julio Bocca a la dirección del BNS, Riccetto comenzó a participar como bailarina invitada en las producciones uruguayas de Giselle y El corsario, así como en la Gira Nacional 2010 de la compañía. Lo que en principio pareció una mera colaboración fue un cambio radical de rumbo. El retorno tan ansiado. Mientras que las carreras de algunos bailarines uruguayos comenzaron y terminaron en el exterior, Riccetto volvió al país en 2012, dando el salto definitivo de solista del ABT a primera bailarina del BNS.

"Tengo que ver cómo me va acá, cómo me siento, y no me quiero apresurar", dijo entonces en una conferencia de prensa, aunque el temor demostró ser fugaz. Ya con cuatro años en la compañía, Riccetto ha logrado convertirse en uno de los rostros y los cuerpos más reconocibles de la danza nacional, incluso para aquellos que no siguen la disciplina de cerca.

Trascendiendo el perfeccionamiento técnico, los montajes más recientes del BNS le han permitido a Riccetto explorar el costado eminentemente expresivo del ballet, fortaleciéndose en la construcción de sus personajes y posibilitándole recurrir cada vez más a una memoria emotiva que moldea sus gestos, aunque no se vean desde todos los asientos de la platea. Sin embargo, representante de una desgastante y demandante profesión, Riccetto ha comenzado a forjar un futuro posible fuera de los escenarios.

Con 36 años de edad y 30 dentro del ballet, la bailarina fundó a fines del año pasado el María Riccetto Ballet Studio en la Sala Teatro Santander Arocena, un espacio que comparte con una academia de música y de comedia musical.

Ahora sus días se dividen entre ensayos y clases en el BNS, y el trabajo junto a niños y adolescentes en su propio emprendimiento.

Esta nota forma parte de la publicación especial de El Observador por sus 25 años.


Acerca del autor