Martínez integra al MPP a su gestión tras desencuentros

Pablo Inthamoussu será el nuevo director de Movilidad y tiene un perfil político

El intendente Daniel Martínez empezó su gestión en Montevideo con un mensaje firme. Quería formar equipos profesionales y sólidos. Quería una intendencia que se destacara por los procesos y hasta llegó a decir que no iba a aplicar cuota política a la hora de elegir su gabinete. Aplicó esos criterios tal cual lo anunció: de los 12 puestos de jerarquía que hay en la IMM, nueve están ocupados por personas que alcanzaron carreras universitarias, posgrados, maestrías o doctorados. Al menos cuatro de ellos son frenteamplistas independientes y otros dos pertenecen a sectores que no se destacan por su peso político dentro del FA, como la Vertiente Artiguista o Casa Grande. Otros tres directores son afines a su sector, el Partido Socialista.

En la primera ronda, el MPP, la agrupación más fuerte del Frente Amplio, quedó afuera.Esa decisión lo hizo chocar con los mujiquistas, que habían integrado el gabinete departamental en las dos últimas administraciones. Hubo descontento y Martínez -que en la elección derrotó a la senadora Lucia Topolansky, esposa del líder del MPP José Mujica- reiteró cuál había sido su criterio de selección. Incluso destacó que en realidad había ofrecido un puesto al MPP, pero esa persona no aceptó el puesto.

Un año después el desencuentro parecía que estaba superado. "Salvo elementos puntuales, la relación con el MPP ha mejorado muchísimo", aseguró Martínez en entrevista con El Observador en julio.

Pero algo de ese altercado quedó en el debe y ahora el intendente revé parte de su estrategia. El tránsito y el transporte de la capital son dos de los temas que están en la mira de los montevideanos a raíz de las debilidades que presentan y, por tanto, se convirtieron en dependencias clave de la administración. Hasta ahora quien lideraba el departamento de Movilidad era Beatriz Tabacco, una ingeniera civil cuyo profesionalismo fue resaltado desde la administración varias veces.

Sin embargo, en esta oportunidad la capacidad técnica de Tabacco, una frenteamplista independiente, a Martínez no le alcanzó y tuvo que caminar sobre sus pasos para definir que, en realidad, sí iba a necesitar un mayor respaldo político en su gestión del que había pronosticado un año antes.

Decidió buscar en otra persona para Movilidad, con un perfil técnico similar pero que también tuviera el peso de la política sobre sus hombros. Así surgió el nombre de Pablo Inthanmussou, que representa nada menos que a la bolilla que había dejado afuera desde un principio.

Fuentes de la IMM resaltaron a El Observador el hecho de que Inthamoussu fuera militante del MPP, ya que consideraron que eso daría un mayor respaldo a la administración del intendente a la hora de tomar decisiones estratégicas en el área.

Martínez quiere aplicar una reestructura del transporte y quien la lidere tendrá que negociar con empresarios, cooperativistas y con la Unión Nacional de Trabajadores del Transporte (Unott). También puede que se vea obligado a tomar decisiones que no a todos les gusten y para eso, el apoyo político será clave.

Las fuentes también señalaron que cuando Martínez propuso el nombre de Inthanmussou, el MPP recibió la noticia con buenos ojos.

Con la decisión, el jefe comunal gana un punto con los mujiquistas y los acerca en una relación que con el tiempo se ha vuelto tirante.

Para Martínez fue un golpe en el año 2010 cuando el MPP resolvió impulsar, junto con el Partido Comunista, la candidatura de Ana Olivera para la IMM. Cinco años después, el grupo de Mujica jugó fuerte y promovió la postulación de Lucía Topolansky en las municipales.

Martínez obtuvo un claro triunfo en esa elección y llegó a la comuna.

Ahora, con este cambio, el intendente no sólo esperar tener un director político para negociar la reestructura sino también el respaldo del sector mayoritario del Frente Amplio.


Populares de la sección

Acerca del autor