Martínez pasa factura a Olivera en su Presupuesto por déficit

La comuna presentó ayer su aspiración, donde afirma que reducirá las pérdidas y al mismo tiempo incrementará las inversiones 40%

Tras manifestar que le sorprendió el estado financiero en que encontró a la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) luego de la salida de la también frenteamplista Ana Olivera, el intendente Daniel Martínez enfocará su Presupuesto en la reducción del déficit. La propuesta del jerarca presentada ayer ante la Junta Departamental de Montevideo apunta a disminuir el pasivo y, al mismo tiempo, aumentar durante el quinquenio 40% las inversiones en relación con el período anterior.

En la exposición de motivos presentada ante la Junta, la administración de Martínez insiste en el déficit con que recibió las cuentas de la comuna.

El oficialismo asegura que la reducción de los números en rojo y el incremento en las inversiones será posible, ya que por un lado se reducen de forma leve las inversiones genuinas pero, por otro, se incorporan otras fuentes de financiamiento como el anunciado Fondo Capital para obras de infraestructura y limpieza.

"La Intendencia de Montevideo presenta un Presupuesto equilibrado para los próximos cinco años, que dejará las cuentas en orden a las futuras administraciones y cumplirá con los compromisos asumidos y las inversiones planificadas", señala la exposición de motivos del Presupuesto de la IMM.

El director de Recursos Financieros de la IMM, Juan Voelker, afirmó ayer que el Presupuesto municipal "supone hacer más con menos recursos". El director de Recursos Financieros de la IMM, Juan Voelker, afirmó ayer que el Presupuesto municipal "supone hacer más con menos recursos".

En reiteradas oportunidades el documento presentado menciona el déficit heredado de la anterior administración. "El plan prevé cumplir con los compromisos financieros previstos para el quinquenio incluyendo los que se derivarán del Fondo Capital e incluso apunta a absorber parcialmente el déficit acumulado existente al inicio de este quinquenio", establece la exposición de motivos.

Durante una entrevista concedida a El Observador TV a fines de diciembre, Martínez se refirió a la situación financiera de la comuna. "Hubo gente que me decía que siempre trabajamos con déficit. Pero cuando el déficit crece, crece y crece, o dejás de invertir o directamente te comiste la línea de crédito y te quedás sin plata", dijo. "Tenemos que equilibrar las cuentas porque si no podemos llegar a un punto de ruptura donde tu flujo de caja y tu línea de crédito no da para pagar las obligaciones", agregó.

El jefe comunal sostuvo que además de utilizar fuentes de financiamiento externas promoverá la revisión de horas extras y la redistribución de funcionarios como forma de reducir el pasivo.

En tanto, Voelker dijo que también se promoverán ahorros en áreas de transportes contratados, servicios de limpieza internos y de agua.

Los números

Entre el presupuesto departamental, las asignaciones del gobierno nacional, los préstamos de organismos internacionales y el Fondo Capital, la comuna espera tener a disposición para el quinquenio unos US$ 900 millones.

De ese total, el gobierno comunal estima que 42% se destine a remuneraciones, 27% a gastos de funcionamiento y 29% a inversiones. Otro 2% iría a la Junta Departamental de Montevideo.

La administración de Martínez pretende con ese panorama aumentar las inversiones en la ciudad a un promedio de $ 5.300 millones al año, lo que implica 40% más que en el período anterior durante la gestión encabezada por Olivera. Entre 2010 y 2014 la inversión anual fue de $ 3.648 millones.
La administración de Martínez pretende con ese panorama aumentar las inversiones en la ciudad a un promedio de $ 5.300 millones al año, lo que implica 40% más que en el período anterior liderado por Olivera. Entre 2010 y 2014 la inversión anual fue de $ 3.648 millones.

En los gastos de funcionamiento, la comuna aumentará 7% del monto con respecto a 2014 para profundizar en limpieza, saneamiento, transporte y tecnología. Como contrapartida buscará recortar gastos en seguridad y vigilancia interna, alquiler de autos, limpieza de las instalaciones y electricidad.

La administración de Martínez ya había anunciado que no tendría dinero para hacer frente a las reivindicaciones de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom). El Presupuesto presentado este viernes mantiene los gastos en el rubro cero en la misma cantidad que se había manejado en el período anterior, lo que implica unos $ 7.548 millones al año.

El ejecutivo comunal entiende que el proyecto es "equilibrado" y que le permitirá terminar el período con las finanzas saneadas.

De todos modos la discusión presupuestal entrará en la Junta en febrero luego de que los ediles levanten el receso.

Prioridades

La prioridad estará puesta en la Dirección de Desarrollo Ambiental –uno de los aspectos más débiles de la gestión debido a los problemas en la limpieza y la recolección de residuos–, vialidad y tecnología.

En cuanto a las inversiones en Desarrollo Ambiental, está prevista la compra de 20 camiones para la recolección de residuos, lo que implicará una inversión de US$ 8 millones.

Esos camiones ya se encuentran en proceso de licitación y está previsto que empiecen a funcionar en el último trimestre de este año. La falta de vehículos es uno de los principales obstáculos que tiene la comuna para sacar los desechos de la calle, dado que una buena parte de la flota tiene falta de mantenimiento y por lo tanto no se puede usar. También se ampliará la red de contenedores y se comprarán cerca de 3.000 unidades que se sumarán a las 11.000 ya existentes.

El Presupuesto también establece la creación de un centro logístico de clasificación y de compactación de residuos.

Otra parte de las inversiones se destinará al departamento de Movilidad, en especial a obras de vialidad.


Populares de la sección