Más de 700 jóvenes sin lugar para estudiar la carrera docente

Por tercer año, la carrera de maestro de primera infancia no satisface demanda

En momentos en que los sindicatos de la educación preparan la lucha presupuestal y anuncian las primeras medidas para que el gobierno cumpla con la promesa del 6% del Producto Bruto Interno (PBI) para la enseñanza, los estudiantes de la carrera de maestro en primera infancia señalan que la falta de recursos dejó este año a 900 jóvenes sin lugar para estudiar esa opción terciaria.

Las autoridades dicen, en cambio, que son 700, lo que representa que solo uno de cada cinco interesados logró ingresar en los 180 cupos disponibles.

Este reclamo, junto a otros, forman parte de la plataforma que presentó ayer el Centro de Estudiantes de Primera Infancia (CEPI) al ocupar los institutos normales de Montevideo María Stagnero de Munar y Joaquín R. Sánchez, con el apoyo del Centro de Estudiantes de Magisterio (CEM).

Este año no es el primero en el que faltan cupos en esa carrera. En 2016 unos 150 jóvenes quedaron en lista de espera por no tener un lugar asignado. En aquel entonces, la directora general del Consejo de Formación en Educación (CFE), Ana Lopater, dijo a El Observador que en 2015 también se había generado la misma situación. Esta realidad se suma a la que enfrenta año tras año la UTU, donde las colas de jóvenes durante varios días para conseguir un lugar para estudiar son una postal de todos los años. A principio de este año la lista de espera en la UTU superaba los 2.000 estudiantes. Finalmente, las autoridades lograron hacer lugar para todos aquellos que querían hacer ciclo básico.

Carrera nueva

La carrera de maestro en primera infancia se lanzó este año como continuación de la carrera de asistente técnico en primera infancia, la cual se inauguró en 2014. Esta última tiene una duración de dos años. Sin embargo, a partir de 2017 los estudiantes que lo deseen pueden cursar dos años más y obtener el título de maestro en primera infancia.

Consultada por la advertencia de los estudiantes, Lopater reconoció la existencia de estudiantes en lista de espera para ingresar este año, pero aseguró que esta asciende a 700 jóvenes aproximadamente. La directora del CFE explicó a El Observador que la falta de cupos se origina en las posibilidades locativas de los centros de enseñanza. Indicó que para ser justos con todos los interesados, las autoridades sortean los lugares disponibles ante escribano público.

Lea también: ANEP inaugura carrera de maestro en primera infancia

Agregó que la demanda llevó a que se crearan más grupos de los previstos en un principio.

En este sentido, señaló que la carrera de maestro en primera infancia tiene este año seis grupos de primer año de más de 30 estudiantes. En tanto, en tercer año los grupos son tres y la cantidad de alumnos también supera las tres decenas. "Cuando se crea una carrera nueva es difícil prever la demanda que va a tener", manifestó Lopater.

Las autoridades buscan un local para alquilar o comprar y así ampliar los espacios disponibles. La jerarca resaltó además que la carrera vino a llenar un espacio vacío en la oferta educativa pública.

La falta de cupos atenta contra las necesidades del sistema educativo, donde la escasez de docentes y figuras de apoyo es un mal que se mantiene desde hace años.


Populares de la sección