Más de 72 casos analizados y ocho positivos para dengue

Aún permanecen aisladas diez personas mientras se esperan sus resultados
En lo que va del año el Ministerio de Salud analizó 72 casos sospechosos de dengue, zika y chikungunya, de los cuales solo ocho dieron resultados positivos para dengue, la única enfermedad de las tres de la que se han detectado casos importados en el país. Aún nadie fue contagiado en el territorio.

Así lo confirmó a El Observador la subdirectora del ministerio, Raquel Rosa. Actualmente hay otras diez personas que continúan aisladas con un mosquitero y aplicación de repelente constante mientras el laboratorio del ministerio analiza sus muestras de sangre, para poder confirmar o descartar que se trate de portadores de algunas de estas tres enfermedades.

"En esta época del año siempre tenemos un número de casos, sobre todo por la frecuencia de viajes que tiene la población", aseguró Rosa ayer de mañana en conferencia de prensa. En ese sentido, manifestó que permanentemente ingresan casos sospechosos por padecer la sintomatología típica de las enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti –dolores musculares, articulares, de cabeza y fiebre por varios días– y en todos los casos se trata de personas que viajaron al exterior.
Las autoridades sanitarias descartaron tomar medidas en las fronteras: "No son viables; el mosquito viaja en cualquier lugar y las personas se movilizan".

Restan importancia al zika

"La infección por virus zika es una de las infecciones más leves de los tres virus" que transmite este tipo de mosquito, dijo la subdirectora general de salud.

En las personas sanas se manifiesta como una gripe común –con algunos síntomas diferenciales como conjuntivitis o erupción en la piel– que se va sola, sin medicación.

No existe tratamiento ni vacuna que lo prevenga. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud emitió una emergencia sanitaria mundial, semanas atrás, por la rapidez de su expansión en el territorio latinoamericano y por la vinculación que hacen expertos brasileños entre este virus en embarazadas y problemas neurológicos en el bebé.

Pero todavía no existe evidencia científica sólida que confirme esa asociación.
Expertos internacionales comenzaron a investigar sobre el virus para poder establecer sus consecuencias y eventualmente diseñar una vacuna que prevenga la enfermedad.

Advertencia a embarazadas

La subdirectora general del Ministerio de Salud remarcó que continúa la recomendación para las embarazadas ante esta posible vinculación con malformaciones en recién nacidos.
"Mientras se monitorea la situación se pide que reconsideren el viaje, pero no es una prohibición", expresó Rosa.

En especial la recomendación es válida para quienes decidan trasladarse a Brasil, uno de los países donde estas enfermedades son endémicas y surgió la mayoría de los casos de microcefalias. Además, otra población de riesgo son los niños, que son más propensos al contagio de estas enfermedades.

Tarea de la población

Ante la imposibilidad de utilizar la fumigación como una opción para eliminar al vector, el Ministerio de Salud recurre a la población para eliminar los posibles criaderos donde pueden proliferar los mosquitos.
Por eso, se reafirmó el pedido de vaciar cualquier recipiente de plástico que pueda recolectar agua y tenga paredes rígidas. "La población ha tomado conciencia", aseguró Rosa.

Hasta el momento en Uruguay no se han detectado casos autóctonos ni importados del virus zika. En el momento en que aparezcan, la subdirectora de salud aseguró que se mantendrá el mismo protocolo que con el dengue, que se aplica desde hace varios años cuando hay casos sospechosos: aislar al paciente para alejarlo de una posible picadura de mosquito y eliminar los reservorios para que no se reproduzca el vector.

"Hay que eliminar al mosquito. Si no hay mosquito, no hay transmisión; apuntamos a eso", indicó la jerarca.

Descartan fumigar

Las autoridades sanitarias no utilizarán la fumigación como una medida de control sobre el vector. Se utilizará solamente para casos puntuales, ya que el Aedes Aegypti es un mosquito "domiciliario" y no se recomienda la fumigación como medida masiva porque podría mutar el virus . El mosquito "vive cerca de las personas; hay que hacer control de los recipientes", aseguró la subdirectora general del Ministerio de Salud Pública, Raquel Rosa.


Populares de la sección