Más apuestas por las telenovelas turcas

Canal 10 estrenó ayer Amor prohibido, que busca replicar el éxito de sus predecesoras

Si antes la televisión local miraba a Brasil, Argentina, Colombia o Venezuela para conformar su selección de telenovelas, desde hace ya dos años Turquía es la fuente de la que algunos canales uruguayos buscan abrevar en su búsqueda de rating.

Uno de los que más ha insistido con esa procedencia es canal 10, que anoche estrenó Amor prohibido, con la que intentará equiparar el éxito y el impacto de Las mil y una noches, Sila o ¿Qué culpa tiene Fatmagül?, con la que el nuevo estreno comparte protagonista.

Beren Saat, una de las actrices más populares de la televisión y el cine turcos, quien incluso es reclutada habitualmente para dar su voz a películas animadas que van desde Minions hasta Toy Story 3, es la protagonista de este relato, que plantea un triángulo amoroso condimentado por la diferencia de edad entre dos de sus involucrados.

Saat interpreta a Bihter, una joven huérfana de padre, y que odia a su madre por haber provocado la muerte de su progenitor. En sus frecuentes visitas al cementerio madre e hija conocen a Adnan, un hombre 20 años mayor que Bihter y poseedor de una gran fortuna. El hombre se enamora de la joven, mientras que su madre intenta atraerlo, en busca de su dinero. Para frustrar los planes de su madre, Bihter acepta la propuesta de matrimonio de Adnan, pero todo se complica cuando entra en escena Behlul, uno de los sobrinos del millonario, un joven atractivo, impetuoso y mujeriego que también se enamora de Bihter, lo que genera una competencia entre él y su tío.

Este entreverado melodrama se basa en un libro del mismo nombre de 1899, escrito por Halid Ziya Uşaklıgil, y llega con antecedentes positivos, que hacen que su elección por parte de los canales locales no sorprenda. En Turquía no solo encabezó los ratings, sino que también causó atención y revuelo por su final y algunas escenas que generaron escándalo en el conservador mercado turco.

Además, ha sido popular en distintos puntos del globo, desde Pakistán hasta Chile, Perú y Argentina. Lo ajeno de la cultura en la que se ambienta, sus elevados costos de producción y elementos clásicos de las telenovelas en su narrativa hacen que programas como Amor prohibido tengan su impacto en Uruguay, a pesar de que originalmente se haya emitido en Turquía entre 2008 y 2010 (incluso antes de ¿Qué culpa tiene Fatmagül?).

El hecho de que estos programas tengan algunos años no es novedad, ya que de hecho la novela que abrió las puertas a las demás –Las mil y una noches– tiene una década de producida. Sin embargo, los canales de la región no se molestan por este hecho desde que la señal chilena Mega, desesperada por recuperar sus ratings, se arriesgó con aquella serie y luego de su éxito inauguró una nueva tendencia televisiva en la región que por ahora no parece tener un final visible en puerta.

Amor prohibido se emite de lunes a viernes a la hora 22.30.

Populares de la sección