Más personas viven en la calle y buscan conocer los motivos

Se realizó un censo para modificar políticas para quienes viven a la intemperie
Un censo realizado por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) para conocer cuántas personas se encuentran en situación de calle concluyó, como resultado preliminar, que hubo un aumento en la cantidad de personas que viven a la intemperie. "A ojo de buen cubero parecería que la población de calle aumentó y la que tenemos hoy es otra", dijo la ministra esa cartera, Marina Arismendi, entrevistada en el programa Telebuendía de canal 4.

Si bien prefirió no dar datos precisos, Arismendi afirmó que la mayoría de quienes hoy viven en la calle son hombres de no más de 40 años, especialmente con problemas de adicción a las drogas, así como enfermedades mentales. "En mi caso, que estuve los cinco primeros años (de gobierno del Frente Amplio) es una calle completamente distinta: antes eran familias enteras que se habían quedado sin casa y sin trabajo. Lo que más encontrábamos eran personas mayores. Lo que tenemos ahora son varones", dijo.

Uno de los principales objetivos del censo es conocer qué es lo que lleva a que una persona viva en la calle actualmente. La directora de Desarrollo Social de la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM), Fabiana Goyeneche, indicó a El Observador que dado que "la percepción es que hay un aumento" de las personas en situación de calle, se intenta "conocer esa realidad cualitativamente, para ver su perfil". "No todas están por la misma razón. Se busca abordar con mayor profundidad el origen y lo que llevó a esas personas a estar en esa situación", sostuvo. La jerarca agregó que al conocer las causas se pueden ajustar las políticas para captar a esas personas, que son llevadas adelante por el Mides en coordinación con las intendencias departamentales, la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y el Ministerio del Interior.

Los entrevistados por el censo argumentaron que preferían no ir a un refugio del Mides porque les robaban o por la sensación de que en la calle "se es libre", según señaló la ministra.
El censo realizado cuando comenzó el invierno es el tercero desde la creación del Mides, en 2005. Para poder hacer ese tipo de relevamiento es necesario que los equipos salgan a la calle una noche entera, porque se trata de personas que tienen una gran movilidad.

En el primer estudio, que fue en el año 2006, se registraron 320 personas durmiendo en la calle y 419 que dormían en refugios. Cinco años después, en 2011, se realizó el primer relevamiento de personas en situación de calle bajo la órbita de los Censos de Población y Vivienda y tuvo como resultado principal a un total de 1.244 personas que vivían en ese entonces en la calle, de los cuales 1.013, lo hacían en Montevideo y 231 en el interior.

Este censo, según las autoridades fue más preciso, y a eso se debe el aumento de la población que vivía en la calle.

Aunque los refugios funcionan todo el año, durante los meses de frío la cobertura se amplía, tanto en cupos como en técnicos que recorren las calles. Desarrollo Social cuenta con 47 centros de atención para un máximo de 1.545 personas, que son atendidas por tres programas diferentes: uno para madres con menores a su cargo, otro para mayores de 18 años y para quienes necesitan cuidados por no poder valerse por sí mismos. Desde mayo, el Mides amplió los cupos en los centros a 200 personas más.

Tobilleras en cuatro departamentos más

Arismendi sostuvo en la entrevista en Telebuendía de Canal 4, que junto al Ministerio del Interior se ampliará la cobertura de las tobilleras electrónicas para situaciones de violencia doméstica a los departmantos de Soriano, Durazno, Florida y Flores. Actualmente el sistema se encuentra operativo en Montevideo, área metropolitana y Maldonado.

Populares de la sección