Más plata para la educación, pero no tienen claro para qué

Los dirigentes de los sectores coinciden con el gobierno en el orden de prioridades aunque se abre el debate sobre instrumentos y formas de distribuir el dinero
Tal como lo planteó la semana pasada el ministro de Economía, Danilo Astori, la prioridad de distintos sectores del Frente Amplio de cara a la próxima Rendición de Cuentas, una instancia con alcance presupuestal, será la enseñanza.

Los grupos que integran la coalición de izquierdas están a la espera de conocer cuál será el espacio fiscal disponible para luego pensar en cómo distribuir los recursos para la segunda mitad del período de gobierno.
Para el MPP, Asamblea Uruguay, el Partido Socialista y la Lista 711 la educación será el primer punto a atender en la próxima Rendición de Cuentas, según dijeron a El Observador dirigentes de esos sectores. Los comunistas, el Partido por la Victoria del Pueblo y la Liga Federal también coinciden.

El presidente Tabaré Vázquez le pidió a la Presidencia del Frente Amplio que el partido de gobierno presente al Poder Ejecutivo un listado con las aspiraciones para el proceso presupuestal.

La Mesa Política del Frente Amplio resolvió el viernes que el documento será elaborado por la Comisión Nacional de Programa, un órgano integrado por los sectores y representantes de los comité de base. El listado será entregarlo al gobierno antes del 6 de marzo.

El oficialismo enfrenta este año una situación inédita desde que gobierna en 2005 ya que por primera vez carecerá de mayorías parlamentarias en Diputados tras el alejamiento del legislador Gonzalo Mujica del Frente Amplio.

Ese escenario buscará ser aprovechado por la oposición, que también define prioridades y se apronta para negociar.

Coincidencia

En el oficialismo los dirigentes de distintos sectores ya preparan un debate que será clave para lo que resta del período de gobierno.

El diputado de Asamblea Uruguay, Alfredo Asti, enumeró entre las áreas prioritarias para su sector, a la educación, el sistema de cuidados, la seguridad y la vivienda como áreas prioritarias. Esos temas los planteó la semana pasada el ministro Astori, líder de su sector.

La senadora y secretaria general del Partido Socialista (PS), Mónica Xavier, afirmó a El Observador que "sin duda la educación sigue siendo la primera prioridad" para la izquierda.

Xavier también consideró que el Sistema de Cuidados recibirá "una masa de recursos importante" para continuar su implementación.

El Espacio 609 se reunirá el 1° de febrero para fijar sus prioridades, informó a El Observador el diputado del MPP, Daniel Caggiani. En ese encuentro preparán también la reunión que los legisladores oficialistas mantendrán con los ministros del Poder Ejecutivo el 5 de febrero.

El líder del MPP, José Mujica, dijo la semana pasada a El Obsevador que la prioridad será la enseñanza. El senador y expresidente (2010-2015) advirtió, de todos modos y al igual que el astorismo, sobre un escenario de incertidumbre y reclamó prudencia.

Para el grupo del vicepresidente, Raúl Sendic, lo principal es alcanzar la promesa electoral de destinar a la enseñanza un presupuesto equivalente al 6% del Producto Interno Bruto (PIB).

"Todavía no tenemos una información de cuál es el espacio fiscal para establecer una lista de prioridades, pero entendemos que hay que hacer un esfuerzo importante para acercarse al objetivo fijado para educación", dijo a El Observador el senador de la Lista 711, Marcos Othguy.
En relación a la enseñanza, Asti dijo que la meta es "acercarse al 6%" del PIB en el presupuesto de esa área.

El legislador también consideró relevante la proyección de obras de infraestructura pero señaló que pueden ser canalizadas por fuera de la Rendición de Cuentas a través de la Corporación Nacional para el Desarrollo.

Consultados sobre qué aspecto de la enseñanza reforzarían, los dirigentes prefierieron la cautela y dijeron que ese será un punto a debatir en los próximos meses.

"Estamos en un momento de incertidumbre. Valoramos que se abra una nueva etapa donde si bien algunas incertidumbres se han solucionado, aparecen otras, como el efecto Trump (por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump) que puede generar una cadena de consecuencias", dijo Asti.

Cambios vs prudencia

Más allá de coincidir en que la prioridad es la educación, el oficialismo debatirá otra vez en su interna sobre los instrumentos para lograr los objetivos.

Sectores con menor representación parlamentaria pero igual de imprescindibles ante la pérdida de la mayoría en Diputados promoverán durante el debate presupuestal cambios impositivos.
El Partido Comunista, el Partido por la Victoria del Pueblo y la Liga Federal impulsarán modificaciones en el Impuesto al Patrimonio, el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) y la exoneración del IVA sobre los juegos de azar para destinar esos recursos a la enseñanza.

Xavier consideró como positivo el debate interno promovido por Vázquez para que haya una posición común del Frente Amplio que facilite el funcionamiento de las bancadas parlamentarias. "La combinación de responsabilidad y audacia es la tensión a resolver para avanzar en conjunto", dijo.

En tanto, el sector de Astori insiste en mantener la prudencia en tiempos de incertidumbre. "Es necesario mantener equilibrios fiscales y seguir preparando al país para una etapa con desarrollo", dijo Asti.

"Aclaremos, la renuncia fiscal nunca es total. Siempre quien invierte paga algo por un determinado tiempo y pasado ese tiempo paga por todo lo que gane. Hay que medir expresamente y valorar cuál es el sistema de incentivos a la inversión, quizás sin ellos ni siquiera hubiera existido ese pago inicial menor y mucho menos el total del impuesto. Quizás si esas inversiones no hubieran estado, no habría ningún ingreso y por lo tanto la renuncia fiscal hubiera sido mayor", agregó.


Populares de la sección

Acerca del autor