Más de un tercio de las víctimas en Siria son mujeres y niños

Médicos Sin Fronteras acusó sucesivos ataques a civiles

La guerra siria está por cumplir cinco años y ya se cuentan más de 260.000 muertos. Este jueves la organización internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) advirtió que un tercio de los muertos y heridos son mujeres y niños.

En un informe divulgado este jueves, la ONG expresó que en 2015 apoyó a 70 hospitales y centros médicos del país en los que se atendieron 154.647 heridos de guerra y donde fallecieron 7.009 personas. "Las mujeres y los niños representan entre el 30% y el 40% de las víctimas", indicó la organización médico-humanitaria.

Los datos revelan que los civiles continúan siendo las víctimas de ataques voluntarios o indiscriminados.

"Aunque los datos recogidos son sobrecogedores, son solo una instantánea de un peaje mucho mayor", afirma Joanne Liu, presidenta internacional de MSF. "Los heridos o fallecidos fuera de los centros de salud apoyados por MSF siguen siendo incalculables. La situación real es, muy probablemente, mucho, mucho peor", indicó.

"Los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, cuatro de los cuales están involucrados activamente en la guerra en Siria, deben responder por no afrontar sus más básicas responsabilidades hacia los civiles", acusó la presidenta de la ONG, que recordó que las resoluciones del Consejo de Seguridad prohíben los ataques contra civiles y contra instalaciones médicas, al tiempo que rechazan los asedios y las tácticas de hambre. "Sin embargo, es exactamente así como se están comportando en esta guerra", acusó.

En la región de Damasco, más de 70 comunidades y vecindarios están sitiados. Esta zona tiene una población estimada de 1.450.000 personas, pero los suministros médicos y las evacuaciones médicas casi nunca son autorizados. Solo en 2015, las instalaciones apoyadas por MSF en esta región trataron a 93.162 heridos.


Populares de la sección