Masacre en discoteca renueva debate por tenencia de armas

El atacante de Orlando había adquirido legalmente las armas del atentado
Las autoridades estadounidenses comprobaron que Omar Mateen había comprado de forma legal las armas de fuego con las que perpetró el ataque en la discoteca de Orlando. Durante su discurso, el presidente Barack Obama dijo que la masacre representa un "recordatorio más de lo fácil que es que un arma caiga en las manos de alguien y le permita disparar a la gente en una escuela, un lugar de culto, un cine o una discoteca".

El mandatario estadounidense ha abogado varias veces por la aprobación de leyes que restrinjan el derecho a poseer y portar armas, que se contempla en la Segunda Enmienda a la Constitución de EEUU, si bien se topó siempre con la firme oposición del Congreso.

El republicano Donald Trump, quien ya anunció que de ser presidente no cambiará los artículos que hacen referencia a la tenencia de armas, aprovechó la ocasión para pedir la renuncia de Obama. "En su discurso de hoy, el presidente Obama desgraciadamente se negó incluso a decir las palabras 'islam radical'. Solo por esa razón debería renunciar", afirmó el candidato.

Por su parte, Hillary Clinton propuso redoblar los esfuerzos para defender el país de "las amenazas internas y externas", y también pidió la limitación al acceso de armas de personas como el atacante de Orlando. "Esta es la mayor matanza (por disparos de una persona) en la historia de Estados Unidos, y eso nos recuerda una vez más que las armas de guerra no tienen lugar en nuestras calles", dijo la candidata por el Partido Demócrata.

Las armas de asalto, como la que usó el atacante de Orlando, han sido las elegidas de los autores de las masacres de los últimos 10 años. De hecho, 14 ataques fueron perpetrados con estas armas desde entonces. Las armas de asalto habían sido prohibidas en 1994, pero el Congreso de EEUU optó por legalizarlas de nuevo en 2004 ya que no se había podido probar que esta prohibición hubiera tenido un efecto determinante en el número de homicidios en EEUU.

La particularidad de estos ataques es que las armas de asalto permiten matar mucha a gente en un corto período de tiempo. De los 10 ataques con más víctimas que han tenido lugar en la historia de EEUU, siete tuvieron como protagonistas este tipo de rifles. De hecho, luego de los atentados del 11 de setiembre, AlQaeda instó a sus seguidores a aprovechar "los beneficios" de estas armas. "Estados Unidos está completamente inundado de armas que se obtienen fácilmente", había dicho uno de los líderes del grupo en un video.

En diciembre de 2015 fue el atentado en San Bernardino, en el estado de California, en donde murieron 14 personas. Los atacantes habían utilizado las mismas armas que Omar Mateen y también estaban vinculados al Estado Islámico. Es por este motivo que Trump aprovechó su comunicado de ayer para recordar que EEUU recibe 100 mil inmigrantes de Medio Oriente al año.

"Si no actuamos con dureza e inteligencia muy rápido, ya no vamos a tener un país. Porque nuestros líderes son débiles, ya había advertido que esto iba a pasar, y solo está volviéndose peor", dijo el candidato por el Partido Republicano. Además, se refirió a Hillary Clinton y le pidió que utilice las palabras "islam radical" porque si no "deberá abandonar su carrera por la Presidencia".

A raíz del atentado, Clinton anunció que quedó cancelado un acto político que iba a celebrar en la ciudad de Green Bay, en el estado de Wisconsin, y en el que iba a participar también el presidente Obama.

Fuente: Agencias

Populares de la sección