Máximos del año en mercado internacional de lanas

En el escenario local es pesada la comercialización
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Luego de alcanzar el máximo del año –US$ 10,31 por kilo base limpia a mitad de semana–, el Indicador de Mercados del Este (IME) disminuyó a US$ 10,21 en el último remate de la semana.

El dólar australiano se debilitó 0,9% frente a la moneda americana, cerrando a AU$ 0,741 por dólar. En ese marco, el indicador en moneda australiana también alcanzó el máximo del año (AU$ 13,87) en la semana, para bajar en el último remate a AU$ 13,78 por kilo.

El IME en la comparación interanual se encuentra 12% por encima en dólares americanos y 10% arriba en moneda australiana.

Se remataron 49.145 fardos, colocándose 46.118, con rechazo de 6,2% (2,7% más rechazados que la semana anterior). Los remates seguirán la próxima semana con 55.057 fardos estimados.

En lo local, hay mercado pesado y con bajos valores para Corriedale, en cambio está muy demandado y con buenos valores para Merino. La nota positiva para lanas gruesas es que ésta semana dejaron de bajar. Las finas siguen al alza.

La referencia para Corriedale sin acondicionar se ubica en US$ 2,50, con un máximo en grifa verde de US$ 3,00 por kilo.

Los mejores valores de esta zafra son para las lanas más finas, mejor presentadas y destino en mercados exigentes. Muchas van al mercado chino para industrializar y luego se vuelcan a Europa y EEUU. Las de 21 a 21,9 micras sin acondicionar se mueven en el eje de US$ 5,50 y US$ 6,35 grifa celeste.

Lanas medias, de 24 a 26 micras, en zafras anteriores se arrimaban a los precios de las finas, pero el Corriedale las tira abajo; están entre US$ 4 a US$ 5 por kilo, cuando el Merino está arriba de US$ 6,50.

No se espera un cambio en la tendencia de precios de lanas gruesas, porque China está retirada del mercado y a fin de año se produce un parate, donde ya se nota que las barracas están con problemas de almacenamiento.