Mayor grupo frigorífico de EEUU invierte en empresa líder en proteína vegetal

Tyson Foods cerró esta semana la compra de 5% de acciones de Beyond Meat
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

El principal grupo frigorífico estadounidense, Tyson Foods, cerró esta semana la compra del 5% del paquete accionario de una de las firmas líderes en la producción de proteína vegetal.

Se trata de Beyond Meat, una empresa con sede en California que se dedica a la venta de hamburguesas producidas con proteína vegetal, así como comidas para calentar y alimentos congelados a base de soja y arvejas no transgénicas.

Desde ambas compañías no se informaron los detalles y montos de la operación.

La operación de compra sigue a otras similares, tanto en la elaboración de carne como en productos lácteos en base a proteína vegetal con mayor presión sobre los grandes grupos alimenticios para ir en esta dirección.

Beyond Meat lanzó su primer producto minorista al mercado en 2012 y ahora comercializa sus alimentos en más de 11 mil tiendas en Estados Unidos. El principal producto de la firma es una hamburguesa elaborada con proteína de arveja junto a aceites de coco y canola, que tiene una textura y sabor similar que la de carne roja.

Si bien Beyond Meat no divulga sus cifras de ventas o ganancias, ha obtenido un fuerte apoyo de los inversores. En su última operación de captación de fondos, en octubre de 2015 obtuvo US$ 17 millones, según el sitio especializado crunchbase.com.

Entre otros inversores actuales y pasados en Beyond Meat, se encuentran el fundador de Microsoft, Bill Gates, y el brazo inversor de General Mills. En este último caso, hay también un compromiso de desarrollo conjunto de nuevos productos.

La movida de Tyson Foods no representaría un gran desembolso y le permite una vía rápida para entrar en un mercado que está en expansión entre un grupo importante de consumidores.

La inversión sigue a otras jugadas más pesadas en términos de capital.

En febrero de este año, la multinacional ADM compró Harvest Innovation, una compañía de proteína de soja especializada en aceites e ingredientes libres de gluten.

En julio, en tanto, la francesa Danone anunció la compra en US$ 12.500 millones de White Wave Foods, una compañía especializada en productos orgánicos y basados en proteína vegetal que son alternativos a los productos lácteos.

Si bien el mercado de proteína vegetal es todavía chico, crece a una tasa superior al resto del sector alimenticio. La asociación que agrupa a los productores de alimentos en base a vegetales estimó que las ventas del sector llegaron a US$ 4.900 millones en el año cerrado a junio pasado.

Y no solamente el negocio es atractivo, sino que hay presión por motivos ambientales.

A fines de setiembre grandes fondos de inversión y pensión, con un capital manejado de US$ 1,25 billones– lanzaron una campaña pidiendo a 16 compañías globales de alimentos que recorten el uso de proteína animal y aumenten la de proteína vegetal.

Argumentaron que de esa manera se reducirá el impacto ambiental y sobre la salud humana de la producción industrial de proteína animal.