Mayoría de precios a la baja o estables en el Mercado Modelo

Destacó una suba en el precio de la banana y una caída en el valor del tomate
La combinación de un aumento en el volumen de ingresos de la producción al Mercado Modelo –mayormente de buena calidad– y una retracción en la demanda previo a la Semana Santa generaron un escenario de precios a la baja o estables para la gran mayoría de los rubros hortifrutícolas.

Considerando los precios en dicho centro de comercialización hortifrutícola, destacó el descenso en el del tomate redondo (- 45%, con un máximo de $ 22 por kilo).

Eso responde al aumento del volumen ingresado, destacando además la buena calidad que presentan las partidas.

También sobresalieron los descensos de precios –se trata de valores mayoristas– del zapallito (-20%, $ 10 por kilo), de la espinaca (-14,3%, $ 300 la docena de atados) y del zapallo kabutiá (- 11,8%, $ 7,5 por kilo).

Siempre en base a datos del último informe semanal de precios e ingresos al Mercado Modelo, elaborado por el Observatorio Granjero y remitido a El Observador, también hubo bajas en los precios de referencia para la acelga (-8,3%, $ 220 la docena de atados); la zanahoria (-7,5%, $ 18,5 por kilo); y el morrón verde (-5,7%, $ 25 por kilo).

No hubo cambios, en el último chequeo de precios, en los rubros lechuga ($ 120 la docena); boniato ($ 11,50 por kilo); calabacín ($ 9,50 por kilo); cebolla ($ 16,50 por kilo); y papa ($ 22 por kilo).

En tanto, hubo incrementos en dos rubros: el morrón rojo (+29,5%, $ 28,50 por kilo) y el choclo (+16,7%, $ 250 la docena).

Suba de 22% en la banana


En relación a los valores para las frutas, tuvo destaque el incremento que hubo en el rubro bananas (es la fruta de mayor consumo en el país, 100% importada): un 22,2% alcanzando un máximo de $ 27,50 por kilo. En este caso, el motivo es el descenso proporcional de las partidas de calidad superior, lo que estaría asociado a que durante la semana anterior hubo problemas de sobremaduración en numerosas partidas.

En el resto de los rubros de la canasta frutícola hubo precios incambiados o a la baja. Las caídas fueron en mandarina (-16,7%, $ 12,50 por kilo), en kiwi (-7,7%, $ 72 por kilo) y en frutilla (-4,2%, $ 115 por kilo).

Los rubros en los que el precio no se modificó en relación a la semana anterior a la que concluyó el viernes 7 de abril fueron: manzana ($ 20 por kilo); melón ($ 30 por kilo); naranja ($ 17,50 por kilo); pera ($ 23 por kilo); y uva ($ 56 por kilo).

Si bien depende de la actitud en cada boca de venta –ferias, grandes superficies, almacenes y otras–, se estima que el consumidor abona por lo menos 25% más que los precios mayoristas.

La cifra


45% cayó... el precio del tomate, que a nivel mayorista ahora tiene un máximo de $ 22 por kilo; durante la última semana de marzo estaba a un máximo de $ 60 por kilo.

Populares de la sección

Acerca del autor