McCartney recuperará derechos sobre canciones de los Beatles

El músico tendrá control total sobre 32 canciones en 2018

El cantante Paul McCartney comenzó acciones legales para adquirir los derechos de publicación de 32 canciones del catálogo de los Beatles, creadas junto a John Lennon. Según el portal Billboard, el músico ya dio instrucciones para comenzar un proceso con la oficina de Copyright de Estados Unidos, que estipula que tendrá control absoluto sobre sus canciones en 2018.

El enrevesado camino de las canciones comenzó en los primeros años de carrera de los Beatles, quienes firmaron un contrato en el que sus derechos de autor fueron regulados por el empresario musical Dick James, quien se llevaba más del 37,5% de las ganancias.

En 1967, James vendió su porcentaje a ATV Music, la cual, a su vez, fue adquirida por Michael Jackson en 1985, en una estrategia comercial que fue percibida como una traición por parte de McCartney, quien finalizó su amistad con Jackson.

Diez años después, el "rey del pop" vendió a Sony la mitad de la empresa, naciendo de esta forma Sony/ATV Music Publishing. Recientemente, los albaceas de Jackson anunciaron que le venderían a Sony la participación del músico en el catálogo, lo que permitiría a McCartney adquirir los derechos de publicación sobre sus propias composiciones.E

El acta de Copyright de Estados Unidos de 1976 le permite a los autores recuperar los derechos de sus canciones escritas antes de 1978 tras 56 años, mientras que las canciones posteriores a esa fecha deben aguardar solo 35 años.

Parte del catálogo de McCartney y Lennon llegará a los 56 años en 2018, pero, para poder reclamar su propiedad sobre las canciones el autor debe presentar la petición en la oficina de Copyright de Estados Unidos de 2 a 10 años antes de que finalice la espera de 56 años.

Según agrega Billboard, la petición de McCartney se extiende a 32 canciones, algunas comprendidas en el período 1962-1964, mientras que otras responden a períodos posteriores, como Come together, Golden Slumbers, algunas pistas de Abbey Road y los singles Don't let me down y The ballad of John & Yoko, cuya fecha de liberación en realidad se extiende hasta 2025.

Solo la mitad correspondiente a McCartney se encuentra disponible para el reclamo del músico, ya que los derechos de Lennon tienen su propia trama legal. Asimismo, la terminación es solo aplicable a Estados Unidos, por lo que Sony/ATV seguirá siendo dueña de las canciones de los Beatles en el resto del mundo.


Populares de la sección