MEC pide cambiar norma por la que se expulsó a embarazada

Una comisión le envió una nota a al Ministerio de Defensa por caso de discriminación en la Escuela Militar Aeronáutica

La decisión de la Fuerza Aérea de expulsar a una joven de la Escuela Militar de Aeronáutica (EMA) por quedar embarazada no pasó desapercibida en el gobierno. La ministra de Educación y Cultura (MEC), María Julia Muñoz, manifestó su preocupación al subsecretario del Ministerio de Defensa, Jorge Menéndez, quien, según dijo Muñoz a El Observador, le respondió que también estaba preocupado por el tema.

La ministra indicó que el subsecretario le expresó voluntad de cambiar el reglamento de condiciones de ingreso a la EMA, que establece que para entrar a la institución se tiene que "ser soltero/a sin descendencia cierta o esperada, debiendo mantener esta situación hasta egresar del instituto". Sin embargo, reconoció ante la ministra que no será sencillo porque se trata de un reglamento que viene de casi una década atrás. El reglamento está incluido dentro de un decreto de 2007, firmado por la entonces ministra de Defensa Nacional, Azucena Berruti y el presidente, Tabaré Vázquez. El Observador intentó comunicarse con el subsecretario pero no obtuvo respuesta.

Muñoz sostuvo que "no debe haber ninguna forma de discrminación hacia la mujer" y consideró que "la normativa debe cambiar"

El MEC resolvió que una comisión contra la discriminación que funciona dentro de su cartera tratara el tema y envió una nota a Defensa en la que solicita que la normativa cambie. Dicha comisión está integrada, entre otros, por la directora nacional de Educación, Rosita Ángelo. La solicitud de la comisión fue realizada hace aproximadamente 15 días y la ministra dijo que todavía no fue respondida por el Ministerio.

En marzo, la Institución Nacional de Derechos Humanos (INDDHH) expidió una resolución a raíz de una denuncia presentada por Mariana Croz, la joven afectada, en la que otorga a Defensa seis meses para revisar las normas y adecuarlas a los principios de no discriminación. Para la institución "determinar el estado civil de una persona por un período aproximadamente de cuatro años, no aceptando personas viudas, divorciadas o con descendencia para el aprendizaje riguroso de la profesión militar aeronáutica es claramente un fin desproporcionado que contraviene la normativa en materia educativa nacional tanto como el marco internacional".

Un mes antes también se había expedido la Comisión Honoraria contra el Racismo y la Xenofobia que consideró que el caso "implica a priori una discriminación basada en el género" y sugiere que se revise totalmente. "La llegada de un hijo para la mujer no puede ocultarse, lo que no sucede en el caso de los varones, quienes pueden omitir brindar esa información", se afirmó en esa resolución.

Mariana Croz ingresó en 2012 a la EMA para ser alférez, una carrera que dura cuatro años. En agosto de 2015 quedó embarazada y, con tan solo cinco meses por delante para poder egresar, debió abandonar la carrera. La joven fue expulsada de la institución y, como forma de compensarla, la Fuerza Aérea le ofreció desempeñarse como soldado de primera en el Comando Aéreo de Operaciones, un rango mucho menor al que ella aspiraba, y al que estaba por llegar.

La mujer accedió pero cuando terminó el período de lactancia de su bebé pidió que se la volviera a tomar en la EMA, lo que se le negó. En ese momento comenzó a denunciar su caso ante instituciones de derechos humanos, contra la discriminación y ante el propio Ministerio de Defensa.

Las denuncias presentadas le valieron una sanción de cinco días, denominado "arresto de rigor" que le impidió tener cualquier tipo de contacto, incluso con su bebé.

Por ahora, tanto Croz como el MEC, con la ministra Muñoz a la cabeza, aguardan la respuesta del Ministerio de Defensa, que todavía no se ha expedido sobre la situación que comenzó hace casi un año.


Populares de la sección