MEC quiere un cambio "profundo" de la educación: "No queremos más diagnósticos"

La subsecretaria dijo que la consigna del próximo congreso de educación será "el cambio"

Con una versión impresa de la ley General de Educación en mano, la subsecretaria de Educación, Edith Moraes recibió a El Observador en su despacho para hablar sobre el Congreso Nacional de Educación que estaba previsto para este año, pero que el Ministerio de Educación (MEC) resolvió aplazar para 2017 - 2018. Moraes relativizó que con esa decisión el gobierno incumpla con la normativa y justificó la postergación apelando a la buena organización, la modalidad a emplear y la efectividad del congreso. Adelantó que el tema central será el cambio educativo y advirtió que para eso habrá que poner el foco en los aprendizajes.

El congreso de la educación no se realizará en 2016, como prevé la normativa, y se hará en 2017- 2018. Con esto el gobierno incumple la ley de educación.

Me parece importantísimo aclarar qué es lo que dice la ley sobre el congreso y qué es en sí el congreso. La ley (General de Educación) lo crea en el artículo 44 y en el 45 dice: "Será convocado por la Comisión Coordinadora del Sistema Nacional de Educación Pública como mínimo a partir del primer año de cada período de gobierno". La ley dice "convocado", no realizado. La convocatoria se debe hacer tempranamente, cuando se inicia el período de gobierno. Para hacer uso de esta herramienta y que sea lo más efectiva en cuanto a "integración plural y amplia"–como dice la ley– no puede ser convocada y realizada en el mismo año porque es muy escaso el tiempo. Entonces, este año se convoca y hay que decidir a quiénes se convoca. Y luego cuánto tiempo dura y esto depende de la modalidad de participación que estemos eligiendo.

¿Cuál va a ser la modalidad?

El congreso tendrá instancias presenciales en cada uno de los departamentos y a la vez usará las herramientas digitales para que todos puedan participar. Van a haber instancias on-line y para eso hay que elaborar un software que esté recogiendo y procesando la información. Se van a realizar también mesas redondas y videoconferencias con invitados especiales. Queremos hacer uso de la televisión también. De manera que todos los ciudadanos estén recibiendo información para poder opinar.

¿Cualquier ciudadano va a poder participar vía on-line o lo tiene que hacer en grupo?

Cualquier ciudadano va a poder participar. Nos interesa muchísimo que durante el año 2017 se pueda considerar como el año en el que está abierta la participación. Estamos viendo si el congreso se cierra en el 2017 o en 2018.

Es un proceso trabajoso, pero lo que buscamos es la garantía de que realmente sea efectiva.

¿A qué se refiere con "efectiva"?

Que lo que se produzca se consideren aportes. ¿Qué es lo que no queremos que sea? No queremos más diagnósticos, no queremos más, apenas, instancias de opinión. Queremos que sea de producción y que aporte. Qué es lo que las familias y los estudiantes y las empresas quieren y esperan del sistema educativo.

¿Quieren que las resoluciones después pasen a la acción?

Claro.

Pero las resoluciones del congreso no son vinculantes. ¿Cómo se hace para que se tomen en cuenta?

Sí, pero la ley dice que el congreso tendrá carácter asesor y consultivo.

Los sindicatos dicen que el carácter de asesor lleva a que muchas resoluciones queden en eso y no se lleven a la acción.

Exactamente y eso es lo que no queremos que ocurra. Porque eso fue una demanda de la gente que participó en los anteriores congresos. Queremos que lo que aquí se diga y plantee sea considerado para armar políticas educativas. Queremos llegar a esa solución. Algunos están planteando que quieren que esto tenga forma de plan nacional, y puede ser.

¿Y eso que implicaría?

Una cosa son elementos para armar un plan y otra cosa es el plan.

¿Quieren que del congreso salga un plan nacional en educación?

Sí. Lo que no está claro es que sea obligatorio que se use.

Entonces, queda todo sujeto a la voluntad de las autoridades que quieran tener en cuenta las resoluciones o no.

El congreso es asesor y consultivo. Ahora, uno no puede organizar esto que es tan trabajoso para después no usarlo. Tal cual como lo estamos planteando es para que sea efectivo. El congreso es una herramienta de participación ciudadana, una práctica democrática, si no se usa deja de serlo.

¿Si surge un plan, este marcaría el rumbo de hacia dónde hay que ir?

Claro. Esto no está separado de lo que es el plan de gobierno actual porque el gobierno cuando asume promete cumplir con un plan que incluye un cambio de ADN en la educación. Esto es cambiar la matriz, la esencia de la educación pública. El foco cuando hablamos de cambiar el ADN tiene que estar puesto en lo que tienen que aprender los niños y adolescentes para ser ciudadanos del mundo. No alcanza con que todos vayan a clase. Tienen que ir y tienen que aprender educación de calidad.

¿En qué consiste poner el foco en el aprendizaje?

Cambiar ese foco implica poner como prioritario el trabajo con los docentes porque si esta perspectiva no la maneja el que es protagonista, no sirve de nada. La política puede estar perfectamente diseñada, pero el cambio no lo decide el que diseña. También tiene que cambiar la evaluación. Si seguimos evaluando las mismas cosas que cuando yo iba a la escuela, nos va a dar siempre mal. Tiene que haber también más acompañamiento con investigaciones. Acompañar estas políticas educativas con aportes de la academia va a fortalecer la decisión en materia de política educativa. Poner el foco en los aprendizajes trae colateralmente una cantidad de cambios. Y el cambio siempre da un poco de miedo.

¿El cambio va a estar entonces presente en el congreso?

Sí, el tema del congreso va a ser el cambio.

¿El plan va a llevar al cambio?

Y después de qué cosas queremos cambiar, hay que planificar el cómo. Pero la comisión organizadora todavía no definió todavía nada de plan. Es una posibilidad.

¿En el congreso se retomará la idea de cambiar el ADN educativo?

Sí, de transformar la educación. La consigna es que hay que cambiar, pero ¿por dónde empezamos? El cambio tiene que ser potente y profundo, sino no cambia, maquilla, decora.

¿Van a buscar el compromiso de todo el espectro político para que el proceso de transformación se mantenga a pesar de los cambios de gobierno?

Después viene el compromiso político porque lo dijo la ciudadanía.


Historial de los congresos

La realización del Congreso Nacional de Educación está establecida en la ley General de Educación de 2008. Sus resoluciones no tienen carácter vinculante, sino solamente asesor. El primer congreso fue convocado por Tabaré Vázquez durante su primer gobierno en 2006. Su resultado fue precisamente la ley General de Educación. El segundo se realizó durante el gobierno de José Mujica, en 2013, tres años después de la asunción del nuevo gobierno, y no arrojó resultados. Ese año se centró en la universalización de la educación media y la generalización de la terciaria.



Populares de la sección

Acerca del autor