Medidas excepcionales se aplicarán con el primer partido de riesgo

El Ministerio del Interior anunció que habrá identificación de huellas y menores no podrán entrar solos al estadio
Los incidentes del domingo previo al inicio del clásico de fútbol por el torneo Uruguayo Especial, que derivaron en su suspensión, tuvieron como consecuencia que algunas medidas que se pensaba aplicar a partir del inicio del campeonato del año que viene, se adelantaran. Desde España, el presidente de la República, Tabaré Vázquez, indicó que el Ministerio del Interior pondrá en marcha "medidas más enérgicas". "Y me voy a reunir con los integrantes del Ministerio del Interior. Se terminó cualquier mínima pasividad que pudiera existir por parte del gobierno", dijo.El subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, y el director nacional de Policía, Mario Layera, anunciaron las medidas en un programa especial de Telemundo de canal 12, emitido el martes de noche. Esas medidas fueron también anunciadas en la edición de ayer de Búsqueda por el ministro Eduardo Bonomi.

Si bien el foco está puesto en las cámaras de identificación facial, que sí se empezarán a aplicar en marzo próximo con el inicio del nuevo campeonato, la cartera comenzará a aplicar antes la identificación por huellas dactilares y la prohibición de ingreso de público al anillo superior de la tribuna Ámsterdam del Estadio Centenario. Esas y otras resoluciones (ver Medidas) se empezarán a aplicar con el primer partido de riesgo que se juegue, informaron fuentes del ministerio a El Observador. Una fecha probable es el clásico de verano que se juega a mediados de enero.

Las medidas

Huellas dactilares

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo en entrevista con el semanario Búsqueda que se comenzará a implementar un sistema de identificación por huellas dactilares primero en las tribunas Ámsterdam y Colombes del Estadio Centenario. Las huellas quedan registradas en una base de datos que permite saber la hora de ingreso y quién entró al estadio. Bonomi dijo que ese sistema apunta a "controlar que no haya gente requerida o que la Justicia haya resuelto que no puede ingresar".

Botellas chicas y de plástico

Las medidas de excepción incluyen también la venta de refrescos. El subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, y el director nacional de Policía, Mario Layera, adelantaron en un programa especial de Telemundo el martes que solo se permitirá la venta de botellas de plástico que no podrán superar los 600 centímetros cúbicos.

Ingreso de público

El Ministerio del Interior prohibirá el ingreso de público al anillo superior de la Ámsterdam, así como a la escalera que permite acceder a ese sector de la tribuna a la que va la barrabrava de Peñarol.

Evacuación

Si se comienzan a generar incidentes, una fuerza especial del Ministerio del Interior procederá a evacuar el sector donde estén los disturbios. A mediados de noviembre, autoridades del Ministerio del Interior anunciaron que esa fuerza estará conformada por unos 300 efectivos. La fuerza especial no ingresará a las tribunas y se concentrará en el perímetro exterior de los estadios, rodeará las canchas y se ubicará, además, en puntos de entrada y centros de recaudación. En un principio será destinada solamente a partidos de fútbol y utilizará la misma lógica que el del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) que se aplica en el área metropolitana por el que se definen áreas críticas para aumentar la presencia policial.

Menores de edad

Para poder entrar al estadio, será necesario contar con la cédula de identidad. A su vez, estará prohibido que menores de 15 vayan solos a los partidos, por lo que siempre deberán ser acompañados por un adulto.

Cámaras en marzo

La instalación de cámaras de seguridad con identificación facial es el principal objetivo de las autoridades del Ministerio del Interior para poder prevenir incidentes en los partidos de fútbol y erradicar la violencia. La cartera acordó con Nacional y Peñarol que estarán instaladas a partir de marzo, cuando comience el campeonato uruguayo del año que viene tanto en el Estadio Centenario como en el Gran Parque Central y el estadio Campeón del Siglo. A esas cámaras fijas se le adicionará una versión "móvil" para poder ser trasladadas a otras canchas.

Protocolo común

Con la puesta en funcionamiento de las cámaras, la Policía estará capacitada para detectar a quienes generen disturbios, pero serán los clubes los que apliquen el derecho de admisión, por tratarse de espectáculos que organizan ellos. La empresa DDBS, adjudicataria de la licitación para las cámaras, se comprometió a que estén prontas en marzo. A su vez, el gobierno y la Asociación Uruguaya de Fútbol trabajan en los lineamientos de un protocolo común para su instalación y funcionamiento.

Formación de guardias de seguridad

Si bien en los partidos se contará con una fuerza especial de policías, dentro de las tribunas los encargados de la seguridad seguirán siendo los clubes a través de la contratación de empresas privadas, como sucede actualmente. Las empresas son habilitadas por la Dirección General de Fiscalización de Empresas del Ministerio del Interior y solo de esa forma puede trabajar. De todas maneras, la cartera las capacitará a través de la Guardia Republicana en aspectos puntuales. Por ejemplo, uno de los puntos será el manejo de espectáculos con miles de espectadores.

Populares de la sección