MEF reconoce baja en aranceles de tarjetas, pero debe profundizarse

Los aranceles que cobran las empresas se ubican en el entorno de 7,5%
Si bien el pasaje del formato en papel de los tiques de alimentación al electrónico a través de las tarjetas prepagas significó una disminución del costo para los pequeños comercios, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) considera que los emisores de esa forma de pago deberían seguir disminuyendo sus aranceles y alinearse más a las tarifas que hoy rigen para el débito.

El Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines (Cambadu) viene cuestionado hace bastante tiempo los aranceles que cobran a los pequeños comercios las empresas Edenred y Sodexo –las dos que emiten hoy tiques alimentación en formato electrónico–, que se ubican en el entorno de 7,5%. Algo que, a su juicio, atenta contra que los pequeños negocios tengan incentivos para incorporar ese medio de pago.

Martín Vallcorba, integrante de la Asesoría Macroeconómica y coordinación de la ley de inclusión financiera, dijo a El Observador que se debe recordar que las tarifas para los tiques electrónicos están hoy por "debajo" del formato papel, y que gradualmente los emisores están reduciendo los costos para los comercios. En ese sentido, recordó que a partir del 1° de julio, el arancel máximo que los emisores cobrarán para las operaciones con tarjetas de débito se reducirá a 2,2%, desde el 2,35% actual.

"Hemos dicho en reiteradas ocasiones que los tiques alimentación electrónicos, dada la naturaleza que tienen, son el equivalente a una tarjeta prepaga o a un instrumento de dinero electrónico. El que emite el instrumento del crédito los fondos ya los tiene. No está asumiendo ningún riesgo. La lógica indica que los aranceles, como los plazos de pagos, deberían asemejarse a las tarjetas de débito", reconoció.

El jerarca indicó que esa es la visión del Ministerio de Economía y en ella ha "insistido" ante los emisores para "corregir esa situación y mejorar el desempeño actual" de ese régimen.
Sin embargo, el jerarca admitió que "también hay que tener en cuenta" que las definiciones que han tomado los emisores de dinero electrónico de tiques alimentación "significan una mejora" respecto al pasado. "Los aranceles que esos emisores cobran por la utilización del formato papel eran más altos de lo que cobran ahora en el formato electrónico. El formato electrónico significó una reducción para el comercio", aseguró.

Vallcorba explicó que en el pasado, el formato papel de los tiques alimentación se prestaba para que muchos comercios no asumieran el costo del arancel "desnaturalizando lo que era el objeto del tique de financiar la alimentación del trabajador". El jerarca añadió que era una práctica común que los comercios utilizaran esos tiques papel para pagar las compras de alimentos que realizaban a distribuidores y mayoristas. "De todas formas, todavía queda mucho por hacer para llegar a situaciones análogas a las del débito", insistió.

Estacioneros también piden


La Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu) también le planteó al MEF la necesidad de que se reduzcan los aranceles que las tarjetas de débito le cobran por la venta de combustibles. Actualmente, el arancel para ese tipo de transacción electrónica se ubica en 1,2%, mientras que en países europeos se ubica en alrededor de 0,7%. Asimismo, aspiran a que se agilicen los desembolsos a un plazo menor a 48 horas. La semana pasada, la Unvenu y el Poder Ejecutivo acordaron la eliminación progresiva del efectivo en las estaciones de servicio en un intento por evitar los robos en esos comercios. La medida comenzará a regir a partir del 15 de mayo para el turno de la noche en las estaciones de Montevideo y Canelones.

Rechazo a proyecto para sacar mínimo en débito

Los pequeños comerciantes cuestionaron el proyecto de ley del MEF que prohibirá a los vendedores imponer un mínimo de gasto a quienes quieran pagar con tarjeta de débito y advierten que, de aprobarse el cambio en la legislación, habrá ventas que dejarán de ser rentables. "No es bueno que no puedan fijar un mínimo. Vendés $ 4 y lo que ganás lo perdés en el arancel", había cuestionado en diálogo con El Observador, Mario Menéndez, presidente del Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines (Cambadu). Menéndez recordó que los emisores de tarjetas cobran algo más de 2% (hoy 2,35%) a los comerciantes por cada pago que reciben con tarjeta de débito, por lo que, cuando el producto tiene un precio bajo, el margen de ganancia es poco, y si a eso se le descuenta el porcentaje del arancel vender ese producto deja de ser rentable. "Hay ventas en que no ganás casi nada. Y hay comercios que fijan mínimos en pago de débito para poder sacar ganancias", agregó, y consideró que la medida afectará principalmente a los comercios chicos.

Populares de la sección