Menores que se casan son "más propensas" a aceptar violencia doméstica

Promedio de las que lo justifican es 1,5% y en las de 15 a 19 años, 3,3%
Uno de los principales argumentos para que la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer se declare en contra del matrimonio en menores de edad, y por el que exhorta a que los países aumenten el mínimo legal a 18 años, es la violencia doméstica. De hecho, el informe de la encuesta de indicadores múltiples por conglomerados realizada por Unicef en 2013, y que contó con la colaboración del Ministerio de Desarrollo Social, afirma que "las mujeres que se casaron a edades más tempranas son más propensas a considerar aceptable que el marido golpee a veces a su esposa, así como a experimentar violencia doméstica".

"Se cree que la diferencia de edad en la pareja, contribuye a esta dinámica de poder abusivo", subrayó el texto.

A nivel nacional, 1,5% de las mujeres uruguayas cree que su esposo o pareja tiene derecho a golpearla, según el estudio. La encuesta consultó a las mujeres sobre si creían que tenían derecho a que el hombre las golpeara si salían sin decírselo, si descuidaba a los hijos, si discutía con él, si se negaba a tener sexo o si le quemaba la comida. Dentro de los grupos de edades consultadas, se encuentran adolescentes de entre 15 y 19 años.

Mientras el promedio general no llega a 2%, en el caso de las más jóvenes, 3,3% cree que su esposo o pareja tiene derecho a golpearla. Ese porcentaje solo es superado por las que estudiaron hasta educación primaria (3,7%) y por las que viven en hogares cuyo jefe de familia es afro o negro (4,3%).
Ayer, El Observador informó que 7,4% de las adolescentes de 15 a 19 años están casadas, lo que generó preocupación y alerta en Unicef.

A nivel internacional, Unicef considera que casarse o convivir con un hombre a edades tempranas es un factor de vulnerabilidad y dentro de esos factores se ubica la violencia doméstica.

La psicóloga Susana Da Cruz trabaja en una policlínica de Nuevo París, en Montevideo, y a pesar de que su foco son los niños, ha tenido que dedicarse a la violencia doméstica, especialmente en mujeres adolescentes, por la cantidad de casos que llegaban a la consulta. Para la especialista, las jóvenes se casan y quedan embarazadas a edades tempranas porque "no tienen otro proyecto de vida que ser esposas y madres".

Según explicó a El Observador, mujeres jóvenes que se casan o conviven con un hombre tienden a verlo como quien "domina" en la pareja, especialmente cuando son de contextos socioeconómicos bajos. Ver al hombre como "dominante" lleva a que se justifique si la maltrata, al punto de llegar a pegarle. "En la mayoría de los casos las mujeres están sometidas por la falta de un proyecto propio: dejaron de estudiar, no tienen trabajo y consideran que su pareja las eligió, por lo que tienen que hacer caso a todo lo que les dice. Están atrapadas en ese circuito de aceptar determinadas condiciones. Ahí es donde (el hombre) puede ponerse grosero y hasta violento", sostuvo.

El mes pasado, la organización feminista Mujer y Salud Uruguay (MYSU) realizó una campaña contra el matrimonio infantil junto a otras organizaciones de América Latina en la que destacaba que se debe "forjar una sociedad basa en derechos humanos, no discriminación e igualdad de género". "Actuemos para poner fin al matrimonio infantil", fue el lema de la campaña.


La directora de MYSU, Lilián Abracinksas, dijo a El Observador que ante un llamado de atención por parte de Unicef sobre el matrimonio a edades tempranas, se debe tener en cuenta que eso "no signifique una condena a la sexualidad" de las adolescentes. El informe del organismo de Naciones Unidas afima que "la edad en que las niñas se vuelven sexualmente activas está estrechamente relacionada con el tema del matrimonio infantil".

Hombres mayores "es abuso"

Uno de los datos que más puso en alerta a Unicef fue la diferencia de edad entre las mujeres y sus parejas, sean esposos o no: aproximadamente una de cada 10 mujeres de 20 a 24 años está casada con un hombre diez años o más mayor. La organización indica en el informe que las mujeres que se casan con hombres mayores y a edades tempranas, tienen mayor riesgo de contraer VIH. "La demanda de que esta esposa joven se reproduzca y el desequilibrio de poder resultante de la diferencia de edad lleva a un uso del preservativo muy bajo en estas parejas", sostiene.

Jenny Escobar, una de las caras visibles de Mujeres de Negro, afirmó que desde esa organización se considera abuso sexual que un hombre 10 años mayor esté en pareja o casado con una adolescente. Escobar sostuvo que Mujeres de Negro lo ha denunciado públicamente en varias oportunidades.

Soltera, casada, viuda o divorciada

El estudio de Unicef para el que también colaboró el Ministerio de Desarrollo Social, indica que de las 2.753 mujeres encuestadas en 2013 de entre 15 y 49 años, 56,6% está actualmente casada o en unión concubinaria, 0,2% es viuda, 4,6% está divorciada, 12,3% separada y una de cada cuatro (26,3%) nunca se casó o vivió en pareja. La encuesta fue realizada por la empresa Equipos Consultores y formó parte de la cuarta ronda global de encuestas de hogares, financiada por Unicef.


Populares de la sección

Acerca del autor