"Mentirosa" y "candidato de las élites": el duro debate entre Le Pen y Macron

A cuatro días de la segunda vuelta de las elecciones en Francia los candidatos cruzaron fuertes ataques personales

El cara a cara televisivo entre los candidatos a la presidencia de Francia, el socioliberal proeuropeo Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen, arrancó el miércoles con un acalorado cruce de acusaciones en el que cada uno intentó desprestigiar a su adversario.

"Su estrategia es decir mentiras, usted no propone nada", le dijo Macron, exministro de Economía de 39 años, a Le Pen, en un debate seguido en directo por millones de franceses.

"Usted es el candidato del sistema y las élites", le respondió la líder antiinmigración. Además calificó a Macron como el "candidato de las finanzas, de la uberización, de la globalización salvaje", y se valió de la impopularidad del actual mandatario francés, el socialista François Hollande -en cuyo gobierno Macron fue asesor y posteriormente Ministro de Economía y Finanzas- al decir que el centralista es "el candidato de la continuidad".

La líder de la extrema derecha se presentó como "la candidata del pueblo, de su cultura, su civilización, su unidad, de la nación que protege a los ciudadanos y las fronteras frente a la globalización y el islamismo".

El candidato socioliberal, por su parte, se defendió poniendo de manifiesto la falta de "finura" de Le Pen y su ausencia de deseo de buscar "un debate democrático". "Usted es la auténtica heredera, de un apellido, de un partido, de un sistema que prospera en el enfado de los franceses. Desde hace 40 años tenemos a los Le Pen candidatos a la elección", dijo Macron.

El socioliberal aseguró que Le Pen no tiene un programa para conducir Francia y que "se asienta en las mentiras". "Usted continúe con sus insultos, yo creo que la cuestión es saber si los franceses quieren el espíritu de derrota que usted encarna (...) o el de conquista que siempre ha dado triunfos a los franceses", indicó.

A cuatro días de los comicios, esta cita es la última oportunidad de Macron y Le Pen de confrontar sus planes radicalmente antagónicos sobre economía, inmigración e integración europea, con los que pretenden enderezar una Francia en crisis frente a la mundialización.

Después de diez días de una campaña muy reñida, Macron sigue liderando cómodamente los sondeos, con alrededor del 60% de la intención de voto, aunque perdió puntos desde la primera ronda, el 23 de abril.


Fuente: Agencias

Populares de la sección