Mercado ganadero con precios desparejos

Por los mejores novillos se están obteniendo más de US$ 2,80 por kilo en tanto se mantiene la expectativa por la llegada de las cuadrillas israelíes
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

La disparidad entre plantas en lo que respecta a precios y entradas caracteriza al mercado del ganado gordo. Las entradas van de siete a 10 días en promedio, pero en algunas plantas van de unos pocos días hasta 15 las más largas. Algunas cuadrillas kosher estadounidenses trabajan en plantas desde la semana pasada. Se espera por las israelíes que se estima estarían llegando a partir de la semana que viene.

La oferta es poca, pero se aprecia cierto incremento respecto a la semana pasada, comentaron consignatarios consultados. Un operador del norte agregó que están demandados los animales engordados a pasto.

En lo que respecta a precios, el novillo gordo consigue entre US$ 2,70 y US$ 2,80 por kilo en cuarta balanza. "El US$ 2,75 es corriente", agregó. Pero un consignatario del centro comento a mediados de semana que concretó negocios con novillos especiales a US$ 2,85.

En vacas los precios propuestos por la industria van de US$ 2,35 a US$ 2,40 las más livianas, mientras por las gordas llegan a US$ 2,50. Incluso algunos centavos más hasta US$ 2,55 las más pesadas.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) marcó aumentos de un centavo para las referencias del novillo y vaca gorda hasta US$ 2,73 y US$ 2,41, respectivamente.

En San Pablo el novillo termina la semana promediando US$ 3, siete centavos arriba de como terminó la pasada. Mientras que en Australia ronda los US$ 3,80, cuando una semana atrás se acercó a los US$ 4.

En ovinos el cordero pesado ganó un centavo en la planilla de consignatarios hasta US$ 3,24, el capón tres hasta US$ 2,99 y la oveja cuatro a US$ 2,69. El cordero y borrego mantuvieron el promedio en US$ 3,20.

La faena acumuló la segunda alza en forma consecutiva y sobrepasó las 40 mil reses durante la semana pasada. Se faenaron en total 41.651 vacunos, 19% más que en la anterior pero todavía 8% menos que un año atrás. Se compuso en un 52% por vacas, que totalizaron 21.517 cabezas e indicaron un avance semanal de 7% y solo se posicionaron 1% abajo en la comparación interanual. La faena de novillos aumentó 36% respecto a la muy baja de la semana pasada y alcanzó los 19.126 animales, nivel que estuvo 15% abajo respecto a un año atrás.

En ovinos la faena tuvo un marginal ascenso en la semana que la llevó a 3.850 cabezas, nivel que sigue siendo muy reducido y 30% menor al de un año atrás. La faena de ovejas se incrementó 45% hasta 2.313 animales pero se ubicó 23% abajo respecto al mismo momento de 2015. Mientras la de corderos fue 1.269, 10% más pero 38% menos respectivamente. La única categoría que no se faenó fue carneros.

En la exportación el ingreso por la tonelada de carne vacuna promedió en US$ 3.148 la tonelada la semana pasada, con lo que la referencia media de las últimas cuatro semanas se ubicó en US$ 3.204, 14% abajo en la comparación interanual y uno de los menores niveles desde fines del año 2010.
En carne ovina la semana pasada ingresaron US$ 4.688 por tonelada vendida y en las cuatro semanas móviles el nivel medio bajó a US$ 3.677, un 5,2% menos que un año atrás.

Mientras el gordo se tonifica, en los negocios de reposición particulares y de pantallas virtuales los valores ajustan a la baja y con ello la relación de reposición también tiende a niveles inferiores.
Con un promedio general para terneros de US$ 2,06 en la planilla del lunes pasado, cinco centavos menos que una semana antes, su valor pasó de estar 43% arriba del de novillo en pie a 38%.
ACG también comentó que con la oferta más flexible se concretan más negocios.