Mercado de haciendas mantiene estabilidad

Opera con alto volumen de faena y precios sin grandes cambios
Faena y precios. El mercado de haciendas para faena está muy tranquilo, con precios relativamente estables. En su reunión semanal, la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) marcó una suba de US$ 0,02 para el novillo y mantuvo la referencia para las vacas (ver Indicadores Agropecuarios). Sin embargo, hay varias plantas que ya tienen ganado comprado para la faena de las próximas semanas y aseguran que no pagan más de US$ 2,88 por kilo de novillo en cuarta balanza –con pago a 45 días– y US$ 2,90 –con un plazo de 60 días–. Por otra parte, la vaca pesada, de más de 220 kilos, llega a cotizar US$ 2,60.

Hay conciencia de que en 15 o 20 días disminuirá bastante la oferta. Por lo tanto, si aparece un lote bueno de novillos, engordados en verdeos o praderas y bien ubicado, se pueden conseguir mejores precios, llegando incluso hasta los US$ 2,95 y US$ 3 por kilo.

Los equipos de faena kosher están trabajando en las diferentes plantas de Uruguay, lo que también es positivo para el mercado.

Los industriales reconocen que sería normal que los precios suban cuando el ganado empiece a escasear en las próximas semanas, aunque no se espera una explosión de precios como ocurrió en otros años.
También se prevé una disminución de la actividad industrial, ya que faenas semanales de 50 mil cabezas a esta altura del año son demasiado voluminosas si se compara con años anteriores.

El otoño y el invierno fueron duros con los ganados. Aún hay lotes buenos que están con buena terminación, pero también hay muchos ganados sentidos. El estado corporal depende mucho del campo y de las pasturas.

Los frigoríficos siguen exportando carne a Estados Unidos pero tomando especiales recaudos en el control, para evitar que vuelvan a detectarse trazas de etión. Los industriales llaman a cada cliente y les preguntan qué producto utilizaron, cómo lo aplicaron y cuándo, para evitar sanciones por parte del país de destino. "Se nota que la gente está bastante despreocupada con ese tema y es algo en lo que nos va la vida", dijo una fuente industrial consultada por El Observador.

Acerca del autor