Mercado interno puede competir por carnes de alta calidad

Exportadores exploran alternativas para cuota 481, incluyendo consumo local

Los exportadores de carne vacuna procedente de los corrales de engorde, que básicamente venden para la cuota 481 de Europa, comienzan a explorar otras alternativas en otros mercados, incluyendo la posibilidad de negocios para Japón cuando rehabilite a Uruguay y para el mercado interno.

Algunos frigoríficos están planteando el encierro de animales para otros mercados de exportación fuera de la Unión Europea (UE), que demandan cortes de carne de calidad superior, especialmente el mercado chino, informó a El Observador el presidente de la Mesa de Alimentación a Corral, Daniel Miranda.

Como se sabe, los actores de este negocio han estado explorando otros destinos para este tipo de carne frente a la incertidumbre creada por los reclamos de EEUU a Europa osbre la cuota 481, de carne de alta calidad procedente de animales terminados con alimentación a grano en corrales (feedlots).

EEUU pidió rever la cuota 481, que originalmente se le había concedido en compensación por un diferendo comercial, porque entiende que no la puede aprovechar ante la competencia de otros países autorizados a competir, como Uruguay.

Si prospera el reclamo, la cuota 481 puede desaparecer, pero las autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) aseguraron que al menos hasta setiembre próximo estará vigente y se pueden hacer negocios.

En ese contexto ha surgido la posibilidad de colocar en el mercado interno carne de novillitos y vaquillonas, pero "hay que estudiarlo muy bien, porque los precios y la relación flaco/gordo no ayudan como para definir un buen margen (de ganancia) en estos momentos", explicó Miranda en el programa Tiempo de Cambio, de Radio Rural .

Agregó que si se apuesta a la poszafra y se logra ajustar un poco los costos de la comida y algún costo operativo, se puede concretar con mayor amplitud esta posibilidad comercial que "ya se encuentra en marcha aunque a muy pequeña escala".

Esta es una posibilidad que se maneja y se observa con expectativa en la medida que pueda verse reflejado en los valores que se pagan a los corrales de engorde.

Por otra parte, los corrales de engorde han comenzado a trabajar en la recría de terneros enteros para la exportación, rubro que se viene desarrollando en forma bastante dinámica, dijo Miranda.


Acerca del autor