Mercado de la soja recortó la prima de riesgo climático

Aún falta agosto, un mes clave para la definición de rendimiento
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Los futuros de soja tuvieron apenas una pausa este jueves, luego de dos jornadas con números rojos con los que se llegó a mínimos desde fines de abril.

El mercado ha ido recortando la prima de riesgo climático para la soja, como ya lo ha hecho en mayor medida con el maíz. En Estados Unidos las previsiones sobre una ola de muy altas temperaturas habían generado subas la semana anterior. Finalmente, los modelos climáticos fueron corrigiendo y recortando el alcance de esta ola de calor previendo lluvias para la semana que viene.

Todavía falta agosto, que es un mes clave para la definición de rendimiento, pero –como se ve en el mercado– se ve un riesgo menor con cultivos de soja que están con condición superior al promedio de los últimos años.

Hay un tema no menor y es lo fuertemente comprado que estaban los fondos especulativos, que ahora comenzaron a desprenderse de la soja.

Además del clima, el mercado evaluará también la demanda por la soja estadounidense durante los próximos meses.

Se descuenta que ese país tendrá que absorber casi toda la demanda ante la falta de oferta en América del Sur.

Hay mucha especulación sobre lo que harán los importadores chinos, mientras en ese país el gobierno comenzó a vender soja de las reservas estatales.

A nivel local las referencias se ubican sobre US$ 350 por tonelada, cuando una semana atrás se dieron oportunidades para cerrar US$ 20-US$ 25 por tonelada por encima.

Ahora los productores tendrán que esperar porque agosto de una mano a los precios. Si eso no sucede, se tendrá que esperar porque empiecen a tallar en el mercado las condiciones climáticas para la siembra que se hará en los países de América del Sur.