Mercosur sin consensos y con recriminaciones

La reunión diplomática no logró avanzar hacia una salida para la crisis que atraviesa el bloque
Representantes de todos los socios fundadores del bloque regional se reunieron ayer en el Edificio del Mercosur para examinar una salida a la crisis que atraviesa.

Como era de esperar, la primera reunión tras la entrega de la presidencia pro témpore por parte de Uruguay y la autoproclamación de Venezuela terminó sin consensos y con cada una de las partes reafirmando las posiciones con las que llegaban. Según pudo saber El Observador, el tono diplomático estuvo ausente por momentos en la reunión de ayer. A Uruguay se le recriminó que dio por concluida su presidencia de forma unilateral, lo que permitió la autoproclamación del gobierno de Nicolás Maduro.

De hecho, Venezuela fue invitado ayer a la cumbre pero se negó a asistir y alegó que, al encabezar el bloque, es el único autorizado a convocar a una reunión.

El viceministro de Relaciones Económicas e Integración de Paraguay, Rigoberto Gauto, jefe de la delegación de su país en la cita de ayer, dijo que se están buscando los "mecanismos" para poder descongelar el funcionamiento del bloque.

"Se han analizado diversos posibles mecanismos para seguir trabajando en esta coyuntura. Estos mecanismos no los podemos avanzar ahora porque serán puestos a consideración de nuestras autoridades, que son las que van a definir cómo vamos a seguir funcionando", manifestó Gauto a la prensa tras el encuentro.

Uno de esos mecanismos es la posibilidad de instaurar una presidencia colegiada. Sin embargo, para aprobar tal medida debería contarse con el consenso de todos los miembros del bloque, incluso Venezuela.

"Hubo una constatación de que no hay consenso en torno al tema de la presidencia pro tempore", dijo Gauto.

En medio de una crisis inédita del Mercosur, el cancilller Rodolfo Nin Novoa asistió ayer al lanzamiento de la cátedra Mercosur-Asean en la Universidad Católica, a la que también concurrieron el embajador de Argentina, Guillermo Montenegro, el embajador de Paraguay, Luis Enrique Chase Plate, y el alto representante para el Mercosur, el brasileño Florisvaldo Fier.

El ministro de Relaciones Exteriores uruguayo llegó a la universidad y antes de ingresar a la conferencia sólo dijo dos palabras: "Silencio público".

Durante la presentación los expositores hicieron alguna referencia a la delicada situación que vive el bloque. Sin embargo, subrayaron la necesidad de que el bloque siga funcionando y extienda sus lazos con Asia.

Nin Novoa se saludó con el embajador paraguayo y bajó las escaleras con el argentino. Siempre mantuvo el silencio.


Populares de la sección