Mercosur: diplomacia uruguaya bajo fuego de socios fundadores

Argentina, Brasil y Paraguay cuestionaron a Uruguay por entregar presidencia

Argentina, Paraguay y Brasil cuestionaron la decisión "inédita" de Uruguay de dar por terminada su presidencia pro témpore del Mercosur de forma unilateral el viernes 29 de julio.

El paso dado por la diplomacia uruguaya permitió que Venezuela, ese mismo viernes, se autoproclamara líder del bloque. Sin embargo, en las últimas horas aparecieron expresiones de desaprobación por parte de Asunción, Brasilia y Buenos Aires que, además de no reconocer la presidencia venezolana, cuestionan la decisión uruguaya de despojarse del mando del bloque.

El domingo 31 la cancillería argentina notificó al resto de los estados partes su postura respecto a lo sucedido el 29. El gobierno de Mauricio Macri no admite que la presidencia pro témpore del Mercosur se transfiera sin la realización del Consejo del Mercado Común. Además pidió la aprobación de un "mecanismo transitorio", y solicitó una reunión entre todos los socios para esta semana.

Argentina invoca el artículo 6 de la decisión del Consejo del Mercado Común 20/02 para aprobar ese "mecanismo transitorio", que autoriza a representantes diplomáticos a rubricar en un único estado parte los proyectos de normas consensuadas cuando no se puede esperar la reunión del organismo decisorio correspondiente.

La comunicación oficial argentina tiene cierta ambigüedad respecto al tema de fondo. No se expresa en cuanto a si es oportuno o no que Venezuela asuma el mando del bloque, sino que cuestiona los mecanismos de "autoproclamación" que se emplearon. Afirma que la medida adoptada por Uruguay es "inédita" y que pone en peligro al bloque.

"Durante los 25 años del Mercosur, en los que hubo 47 presidencias pro témpore, de acuerdo a la práctica seguida en la aplicación del sistema de rotación, en todos los casos el traspaso se efectuó cumpliendo con las formalidades del Consejo del Mercado Común. Dicha práctica, constante y pacífica, se consolidó como costumbre internacional de carácter regional aceptada por los Estados Partes y se consagró como una obligación", argumentó la diplomacia argentina.

Por esta razón, la canciller Susana Malcorra señaló en la comunicación que la presidencia del bloque "no puede ser asumida ni ejercida hasta tanto se concrete su traspaso por el Consejo del Mercado Común, bajo el formato y con las formalidades del caso".

De esta forma, la cancillería argentina replicó la posición de la diplomacia uruguaya, que argumenta desde hace semanas que la presidencia no se entrega de forma automática y que se requiere de un acto jurídico.

Sin embargo, los intentos del gobierno uruguayo de hacer una cumbre se vieron frustrados ante la negativa de los gobiernos de Paraguay y de Brasil, que defienden que Maduro no debe asumir la presidencia de la organización.

Por su parte, el canciller brasileño, José Serra, dijo que la determinación uruguaya "no tiene precedentes" y que ha generado "incertidumbre" en el funcionamiento del bloque. "El gobierno brasileño entiende que la presidencia pro témpore está vacante, una vez que no hubo una decisión consensual al respecto de su ejercicio", se afirma en la carta que Serra le envió a sus homólogos del Mercosur.

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, dijo el lunes 1° que su país desconocía la decisión venezolana de "autoproclamarse" y señaló que su país tomará el mando de la organización junto con Brasil y Argentina.

La respuesta del gobierno de Nicolás Maduro no demoró en llegar. Venezuela acusó a Brasil, Argentina y Paraguay de intentar obstaculizar la asunción de su presidencia y denunció "maquinaciones" de una "nueva Triple Alianza" de la "derecha extrema".

Venezuela afirma que Brasil, Argentina y Paraguay pretenden "reeditar una suerte de Operación Cóndor contra Venezuela", que hostiga su modelo de democracia.


Populares de la sección