Merkel busca acordar con países africanos para frenar migración

Canciller alemana propone pacto similar al alcanzado con Turquía
La canciller alemana, Angela Merkel, impulsará que la Unión Europea (UE) llegue a acuerdos con países del Magreb de contenido similar al pactado con Turquía para enviar a los migrantes que lleguen a Europa y así frenar su flujo en el viejo continente. La propuesta surge en momentos de incertidumbre sobre el pacto entre el bloque europeo y el gobierno turco de Recep Tayyip Erdogan por el distanciamiento de las dos partes tras el fallido golpe de Estado en Turquía.

"Debemos alcanzar acuerdos similares con otros países, como en el norte de África, con el fin de controlar mejor las rutas de refugiados en el Mediterráneo", declaró ayer Merkel al diario regional Neue Passauer Zeitung.

Según el acuerdo firmado por la UE con Turquía, el gobierno turco acepta acoger a los migrantes sirios llegados a Grecia a cambio de enviar a la UE a otros refugiados presentes en sus campamentos, con el objetivo de llevar a cabo un programa de redistribución de migrantes.

El acuerdo también implica miles de millones de euros de la UE en ayudas a Turquía y la retirada del visado para ciudadanos turcos que viajen a países de la UE, así como la aceleración de las negociaciones para la integración de Turquía al bloque.

Merkel afirmó que este tipo de pacto también "interesa" a los refugiados. "Es más seguro para ellos y existen buenas razones para ellos para permanecer en Turquía, cerca de sus países, donde las barreras culturales y de idioma son menores", dijo.

La alternativa de Merkel apareció semanas después de las discrepancias surgidas entre el gobierno turco y la UE tras el fallido golpe de Estado del 15 de julio en Turquía, un distanciamiento que hace temer por el futuro del pacto.

Mientras Erdogan reclama por la falta de apoyo de Occidente y que todavía no fueron eliminadas las visas para que turcos ingresen a la zona Schengen, los principales países europeos rechazan la purga iniciada por el presidente turco.

Tras el intento de golpe de Estado, Erdogan destituyó al menos a 75 mil trabajadores públicos y encarceló a unas 35 mil personas acusadas de ser disidentes.

Presión en toda Europa

Como parte de un acuerdo para aliviar la presión en los estados fronterizos por la crisis migratoria en el viejo continente, la Comisión Europea planteó el año pasado un plan que busca trasladar a miles de nuevos inmigrantes desde Italia y Grecia hacia otros miembros de la UE.

Muchos de los que llegan se trasladan rápidamente, en busca de llegar a los países más ricos del norte de Europa, pero una serie de medidas en los cruces fronterizos disminuyó el flujo de inmigrantes, lo que generó una saturación en centros de refugiados de Italia.

Según dijo ayer el ministro italiano del Interior, Angelino Alfano, Alemania acordó aceptar a cientos de inmigrantes que se encuentran varados en Italia, en una decisión que podría reactivar el fallido programa de reubicación de la UE. "Hasta ahora, la reubicación ha sido un real fracaso", dijo Alfano a la cadena de televisión Repubblica TV.

Italia recibió más de 420 mil inmigrantes por mar desde inicios del 2014, según cifras oficiales. En tanto, Alemania ya recibió en 2015 a 1 millón de refugiados, una apertura que afectó la imagen de Merkel en su país.

Según el esquema propuesto, hasta 40 mil inmigrantes podrían ser reubicados desde Italia en un período de dos años, pero hasta ahora solo algunos cientos fueron trasladados, ya que algunos miembros de la UE resisten recibir a solicitantes de asilo y refugiados.

Fuente: Agencias

Populares de la sección