Meryl Streep: una luchadora incansable

La actriz tiene una impresionante carrera en Hollywood
Un día después de la entrega de los Globos de Oro, un hecho particular seguía ocupando los portales especializados: el discurso de Meryl Streep al recibir su premio a la trayectoria. Si bien el récord de premios que logró La La Land fue, en parte, lo más significativo de la ceremonia, la enérgica y emotiva defensa de la libertad de los extranjeros frente a las amenazas de Donald Trump fue lo que motivó la mayor ovación por parte de los presentes y las reacciones posteriores más efusivas.

Entre lágrimas, y reivindicando la importancia de los foráneos en Hollywood, la actriz recibió el premio Cecil B. DeMille como coronación de una espectacular carrera en la que se acumulan nominaciones, premios y películas icónicas, y que parece estar lejos de encontrar su punto final proximamente.

Este año la actriz cumple los 68 años, y el aniversario la encuentra en el centro de la conversación y a la espera del estreno internacional de su última película, Florence Foster Jenkins. Ese filme consiguió cuatro nominaciones para los Globos de Oro, entre ellas la de Mejor Actriz de Comedia o Musical para Streep.

Florence Foster Jenkis sigue la historia de la cantante homónima, considerada una de las sopranos con menos habilidad musical de la historia estadounidense, pero que sin embargo estaba convencida de que poseía un talento extraordinario para el canto.

Foster Jenkins se hizo famosa porque el público adoraba el modo en que se desenvolvía en sus conciertos, un cariño similar al que el público tiene con Meryl Streep, con la excepción de que el talento sí es una constante en el trabajo de la actriz.

florence

Pero esta es solo la última película en la extensa filmografía de Streep. Desde el año 2000 ha participado en al menos un largometraje por año, lo que demuestra las energías de una actriz que se brinda por completo a cada una de sus interpretaciones, ya sea para encarnar a una veterana cantante de rock (Ricki, 2015) o a una severa monja encargada de un colegio católico (La duda, 2008).

Justamente, es su talento para ponerse en la piel de mujeres tan diferentes entre sí lo que la ha llevado a ser catalogada como una de las mujeres más versátiles de la industria.

Su registro incluye personalidades de la historia contemporánea como Margaret Tatcher (La dama de hierro, 2011) o Emmeline Pankhurst, personaje clave en la lucha por el voto femenino en Gran Bretaña (Sufragistas, 2015), por hablar de las más recientes.

El pedestal en el que se encuentra también fue cimentado por la impresionante cantidad de nominaciones y premios que ha conseguido en su carrera. Streep tiene en su haber tres Oscar y 16 nominaciones de la Academia, además de nueve Globos de Oro y 21 nominaciones a ese galardón, entre otros.
Su talento le valió para trabajar con directores de la talla de Sidney Pollack, Woody Allen, Steven Spielberg y Clint Eastwood.

Su cruzada personal

Aunque el discurso que dio en la ceremonia de los Globos de Oro pudo haber sorprendido a más de uno, esta no es la primera vez que Meryl Streep interpreta el papel de defensora de derechos. Uno de sus rasgos característicos, y que pudo trasladar luego a su participación en la película Sufragistas, es su lucha constante por la valorización de los derechos de las mujeres.

Parte de las ganancias que La dama de hierro recaudó en 2011 las donó para esta causa, y llevó la lucha por la igualdad de género en el cine a otro nivel al fundar el Laboratorio para escritoras, una plataforma que busca mejorar las oportunidades de las guionistas en la meca del cine mundial. Incluso llegó a reunirse con el papa Francisco en setiembre del año pasado para tratar el tema de la falta de equidad.

La noche del domingo, su faceta de actriz se conjugó con la de activista en un solo discurso que enmudeció a las estrellas que asistieron a la ceremonia y que impactó tanto que el propio presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, salió a atacarla por dichos que lo aludían. Streep consiguió lo que quería: que su lucha conmoviera como lo hacen sus películas desde 1977.

Cinco películas claves

Kramer vs Kramer. Dos años después de su debut en el cine, Streep consiguió su primer Oscar por esta película.

Los puentes de Madison. Su colaboración con Clint Eastwood, con quien compartió protagónico, es uno de sus papeles más recordados.

África mía. La película obtuvo siete premios Oscar y fue un éxito.

Mamma mia. Su incursión en el musical hace nueve años dejó claro que Streep, además de actuar, podía cantar.

La dama de hierro. Interpretando a Margaret Thatcher consiguió su último Oscar.

Populares de la sección

Acerca del autor