MGAP aprobó US$ 2 millones para planes de pequeños ovinocultores

Beneficiará a 446 productores que apuntan a la mejora de los procesos productivos
Un total de 54 proyectos recibirán un apoyo económico que supera los US$ 2 millones en el marco de una convocatoria oficial que apunta a promover la producción ovina familiar, involucrando a sus actores y mejorando los procesos productivos, organizativos, logísticos y de comercialización de toda la cadena.

El proyecto de mejora productiva fue impulsado por la Dirección General de Desarrollo Rural (DGDR) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (DGDG/MGAP) y contó con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Este tipo de emprendimiento permite alcanzar un doble impacto. En primer lugar porque el ovina genera considerable mano de obra; en segundo lugar, porque fundamentalmente se trata de mano de obra familiar, explicó a El Observador el responsable de la División Promoción y Gestión de Desarrollo Territorial de la DGDR, José Taddeo.

Precisamente, al tener esa relación del trabajo con la mano de obra familiar se puede generar un valor agregado que sirva como un rubro rentable para la familia. Del total de la inversión, el 77% será destinados a los 446 productores beneficiarios. Además, 27 organizaciones patrocinantes tendrán acceso al 14% del monto para el desarrollo de los proyectos.

Estos proyectos fueron formulados y tendrán el seguimiento de 41 técnicos privados. Los proyectos están presentes en los 19 departamentos del país.

La producción ovina se adapta de buena forma a la producción familiar

La producción ovina se adapta de buena forma a la producción familiar, ya que además de ser un rubro con buena rentabilidad, puede desarrollarse a nivel predial, implicando mano de obra del productor y su familia, según la visión del MGAP.

Taddeo explicó que se procura relacionar a los productores, incorporándolos a los rubros de la lana y la carne ovina, generando además propuestas asociativas.

La iniciativa involucra a todos los eslabones, desde pequeños productores a nivel predial, los patrocinantes (organizaciones rurales de primer grado) y participantes que son industrias, comercializadores y otros productores que hacen otra fase productiva.

Según el último Censo General Agropecuario, de 2011, existían 2.900 explotaciones comerciales con rubro principal ovino, que daban trabajo a 6.000 personas en forma permanente. Mientras que 11.400 explotaciones tienen al rubro ovino como su segunda fuente de ingreso.

Hoy el stock ovino es de 6,6 millones de cabezas y se faenan en el orden de 1,5 millones de cabezas. Las exportaciones ovinas rondan los US$ 260 millones anuales.

Interés de nuevos productores

A pesar de la caída que ha venido registrando el stock de ovinos en el país, llama la atención que a esta convocatoria se hayan presentado nuevos productores en la explotación ovina, pero además como beneficiarios del MGAP, destacó el técnico José Taddeo. Explicó que precisamente hay 215 productores nuevos, del total de 446 productores con proyectos aprobados. También es relevante que son proyectos asociativos entre productores, patrocinantes y entidades participantes, acotó.



Populares de la sección

Acerca del autor