Mides rectifica su versión sobre muertes de pacientes de Salto

La ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, había dicho que los fallecimientos se debieron a un foco infeccioso pero ayer se rectificaron en el Parlamento
"Hay un foco infeccioso. Había habido fallecimientos en Salto", sostuvo la Ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, el domingo pasado con respecto a los tres pacientes con dependencia severa que murieron luego de haber sido trasladados a Montevideo. Sin embargo este miércoles el organismo se retractó de esa declaración.

"Hoy no podemos afirmarlo (la existencia del foco infeccioso) y es una declaración del Mides que incluye a la ministra Arismendi", sostuvo la subsecretaria del ministerio, Ana Olivera, a la salida de la comisión de Derechos Humanos de Diputados, donde comparecieron autoridades del Mides y del Instituto del Niño y el Adolescente (INAU). Indicó que luego de esa declaración se asesoraron con las autoridades sanitarias quienes les manifestaron que no podían afirmarlo.

"Las causas que están vinculadas a las muertes y a los procesos por los que existen dos pacientes internados son causas que como institución consideramos que tienen que evaluar las autoridades sanitarias", sostuvo Olivera. "Nosotros no somos médicos, no vamos a hablar de eso", dijo. Sin embargo días atrás la respuesta fue otra.

Olivera consideró que la errática afirmación se debió a que –al momento de la declaración- tenían la información de que las personas que habían fallecido sufrían de infecciones respiratorias, aunque en el certificado de defunción decía que fue por paro cardiorespiratorio.

Consultada entonces sobre a qué se atribuyen las muertes, respondió que no pueden hacerlo. "No podemos atribuirlo a absolutamente nada porque las autoridades (del INAU) dejaron en claro que se cumplieron absolutamente en extremo todos los requisitos que fueron solicitados para el traslado y que fue verificado por ASSE para la realización del mismo", dijo. Agregó que será difícil llegar a la conclusión de las causas.

La división de epidemiología del Ministerio de Salud Pública concurrió a Salto a estudiar la situación, pero hasta el momento no existen respuestas sobre la causa de las muertes y sobre el hecho de que dos pacientes estén internados. Uno de ellos se encuentra en cuidados intensivos y otro en sala. Según informaron las autoridades se encuentran estables.

"Nube de humo"

La diputada Gloria Rodríguez, integrante de la comisión de Derechos Humanos, aseguró a la prensa que "no hay una respuesta clara sobre las muertes" y que no obtuvieron información "contundente" porque hay un "desconocimiento total de la situación. "Están haciendo una nube de humo para no asumir la responsabilidad de estas tres muertes, que se suman a las ocho que la ministra se hizo responsable este año", sostuvo.

En la ONG Aldea de la Bondad, con sedes en Salto y Paysandú, viven personas con dependencia severa, 91 y 43 respectivamente. En enero del año pasado rescindió el contrato que tenía con el INAU y eso obligó a realizar licitaciones. Los pacientes comenzaron a ser trasladados a los nuevos centros adjudicatarios de las mismas, en Montevideo, Canelones y Paysandú pero aún continúan viviendo pacientes en el centro. La presidenta del INAU, Marisa Lindner, consideró a la salida de su comparecencia en la comisión que continuarán realizando traslados. "Suspendimos el traslado del día de hoy pero lo vamos a realizar la semana que viene", aseguró.

El abogado de Aldeas de la Bondad, Daniel Reyes, aseguró ayer que la ONG no permitirá más traslados de pacientes sin orden judicial. Indicó que ya tomaron las "acciones legales correspondientes" para que eso ocurra.

"Dado que son riesgosos, si se quieren hacer tenemos que tener todas las garantías que en este momento no se cumplieron", explicó.

Al momento en que un juez los cite, pretenden explicar las razones por las cuales los traslados "conspiran contra el estado de salud de los internos". En tanto, buscan que un médico forense, uno de la Administración de Servicios de Salud del Estado y otro de la ONG chequeen el estado del paciente para ver si permite realizar el traslado.

Sin declaraciones

El pasado 8 de diciembre el directorio del INAU realizó un comunicado luego de ocurridas las dos primeras muertes. Hasta este miércoles 14 esa fue su última comunicación.

Las autoridades de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) y del Ministerio de Salud Pública tomaron una posición similar y no realizaron declaraciones a la prensa. Eso provocó que existieran varias versiones con respecto a lo sucedido. Los médicos y nurses de Aldeas de la Bondad habían advertido su negativa a que se realizaran los traslados, porque aseguraban que eso podía poner en riesgo la vida de las personas por cuestiones emocionales.

Sin embargo, en ASSE difundieron una carta donde se mostraba que la médica del centro había permitido el traslado de forma aérea. El abogado de la ONG consideró que esto ocurrió porque se vieron obligados a hacerlo.

Piden que remuevan autoridades

El próximo 21 de diciembre el equipo técnico de médicos de la ONG, el consejo administrativo, la comisión de familiares y de voluntarios comparecerán en la comisión de Derechos Humanos del Parlamento, donde pedirán que se remueva a las autoridades del INAU, aseguró a El Observador el abogado de Aldeas de la Bondad. "Pretendemos la remoción en pleno del directorio del INAU. Es custodio, debe velar por la vida de las personas a su cargo y eso se ha violentado", dijo Reyes.

Madre de uno de los pacientes: el foco infeccioso "es el invento más grande"

María Auxiliadora Cosse es madre de uno de los pacientes con parálisis cerebral severa que vivía en Aldeas de la Bondad, el único que no fue trasladado por ser un paciente particular. "Ellos tienen tres años más por cada año de vida que tenemos nosotros. Él tiene 30 años cronológicos pero 90 biológicos. Ahora quedó ciego por cataratas de la vejez, se le envejecieron los ojos", contó. Luego de jubilarse, la mujer comenzó a vivir en el centro. Fue consultada a partir de la muerte de tres pacientes, luego del traslado a Montevideo.

¿Ese día estaban bien?
No se querían ir. Lo muestran con el cuerpo, se movían en las sillas, se les llenaban los ojos de lágrimas, se ponían colorados. Además vi en la televisión en el avión cuando ponen a una de las niñas, los enfermeron lo hicieron como cualquier paciente, no fueron bruscos, pero fueron firmes. Esa niña es un cristal, había que tocarla como con pinzas. No sabían. Estuvieron solo 15 minutos viendo a los chicos que se iban a llevar, nada más.

¿Los habían visitado antes?
No. Si vas a comprar una mercadería, lo mínimo que hacés es verla antes de comprarla. Ellos no son mercadería, son personas. Antes de ser adjudicados nadie vino a verlos, ninguna de las ONG, el INAU tampoco. Nadie. Después de que estaban adjudicados en el caso de estos chicos, vinieron 15 minutos.

¿Hay un foco infeccioso en la institución?
Eso es una infamia que no la puedo entender. Es el invento más grande. No hay un foco infeccioso de nada. Acá como en cualquier lugar donde hay mucha gente existe un protocolo que se tiene que hacer y se supervisa por el hospital. Mi hijo estaba con esos 16 niños y estarían todos infectados.

Populares de la sección

Acerca del autor