Mieres suma pruebas a denuncia por negocios entre Venezuela y Uruguay

Presentará correos electrónicos en los que se constatan pagos a la empresa Aire Fresco por parte de PDVSA

A mediados de agosto de 2015, el Senado aprobó cancelar la deuda de ANCAP con la petrolera venezolana PDVSA, por la que se pagarían US$ 267 millones al contado. A su vez, se acordó que Venezuela compraría alimentos a empresas uruguayas, principalmente lácteos y para cobrarlo la forma de pago entre ambos gobiernos fue depositar ese dinero a través de un fideicomiso.

La idea era que el dinero fuera al banco venezolano Bandes, que funcionaría como agente fiduciario. Sin embargo, tiempo después se supo que el dinero fue depositado en un banco de China, lo que generó reclamos, y luego de unos meses el dinero comenzó a llegar.

En medio de problemas por el fideicomiso, el abogado Gustavo Salle presentó una denuncia ante la Justicia de Crimen Organizado por las intermediaciones que la empresa Aire Fresco –vinculada al MPP- había tenido en los negocios entre Venezuela y Uruguay entre 2011 y 2015, por las que cobraba comisiones.

A la denuncia, en manos de la jueza de Crimen Organizado María Elena Mainard, se le agregará un elemento más. El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, recibió una serie de correos electrónicos enviados entre el 21 y 23 de marzo de este año en los que figuran las órdenes de pago por el fideicomiso a las empresas uruguayas. En uno de los correos figura que Aire Freso recibió por parte de PDVSA US$ 182 mil. "Esto ocurre en este período de gobierno e implica que Aire Fresco sigue cobrando montos de comisiones con respecto a la relación entre Uruguay y Venezuela. Entendemos que este pago no tiene causa en el sentido jurídico, no tiene fundamento con respecto a una actividad comercial por la ausencia referida de necesidad de intermediario", indicó el senador en conferencia de prensa.

El correo electrónico que Mieres hizo público incluye dentro de las órdenes de pago a empresas como Conaprole, Claldy, Calcar y Pili, que suman más de US$ 20 millones.

Mieres destacó que cuando los legisladores estaban discutiendo si aprobar o no la cancelación de la deuda, "específicamente se consultó si en toda esta operación había algún tipo de intermediación y se dijo que era una negociación directa y que, en definitiva, del fideicomiso se pagaría a las empresas acreedoras". "Aire Fresco su rol es la intermediación comercial pero no tiene fundamento porque esto fue Estado a Estado. ¿Cuál es el fundamento? ¿Qué rol puede jugar de intermediario si esto es un acuerdo de gobierno a gobierno? No hay necesidad. Yo averigüé en alguna de estas empresas y ninguna había tenido intermediario", agregó.

A la denuncia de Salle se le suma una que presentará el diputado nacionalista Jaime Trobo, que acusa a Aire Fresco de haber aportado dinero para la campaña del MPP al Senado durante las elecciones de 2014, informó El País a finales de octubre.


Populares de la sección