¿Miguel de Cervantes inventó la ficción?

William Eggington, autor y crítico literario reconocido en Estados Unidos, explica cómo Don Quijote trasciende géneros

Miguel de Cervantes se le conoce como el padre de la novela moderna, pero el académico y crítico literario estadounidense William Eggington va más allá y, según comentó a la agencia de noticias EfE, cree que el autor de Don Quijote "inventó la ficción".

"La importancia de su obra no tiene que ver con un género en particular, la novela moderna, que es lo que se ha dicho en los últimos siglos" sino que "Cervantes inventó la ficción", explicó Egginton, profesor de Literatura en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Estados Unidos.

El crítico, que esta semana participó en Washington en un acto de la Embajada de España con motivo del cuarto centenario de la muerte de Cervantes, ha estudiado la obra del literato (1547-1616) durante más de 25 años.

El académico acaba de publicar El hombre que inventó la ficción, donde argumenta que la influencia de Don Quijote trasciende a los géneros y las épocas.

Si bien "Cervantes no fue el primero en contar una historia inventada", su novela establece un precedente, ya que crea "la primera obra completa de ficción" que sienta unas bases "en la historia intelectual, no solamente literaria", contó Egginton. Y agregó: "Cervantes inventa un vehículo para transmitir la empatía", a través de personajes profundos, con los que es posible identificarse, sea para amarlos o para odiarlos.

Tanto en Don Quijote como en Novelas Ejemplares, el maestro de la literatura "no solo nos cuenta lo que pasa" sino que nos deja ver y nos oculta partes de ese mundo en "un juego de visión y de ceguera", relata el estudioso.

Así, Cervantes sentó el procedente de las actuales "expectativas de la experiencia ficticia" que hoy día impregnan los libros, el cine, la televisión o cualquier nuevo formato multimedia, enumeró Egginton.

"En la medida en que estamos involucrados, personalmente afectados por las historias ficticias, estamos participando de la invención de Cervantes", enfatizó el académico.

Nacido en el estado de Nueva York, Egginton creció expuesto a la cultura latinoamericana, pues su madre es venezolana y él mismo residió de niño en Colombia.

"En Estados Unidos todo el mundo reconoce su nombre (el de Cervantes), el de sus personajes y quizá algún episodio, pero después nada", dijo Egginton, que relata cómo muchos alumnos en sus clases "no entendían lo importante, bueno, puro e innovador" que fue el escritor del Quijote.

"¿Qué cómo sería un mundo sin Cervantes? Imposible de imaginar; no hay una obra con más influencia en Occidente", concluyó Egginton.


Fuente: EFE

Populares de la sección