Mil camiones esperan para descargar 30.000 toneladas de soja por conflicto del gas

Las plantas de secado no pueden funcionar sin gas; hay preocupación por el problema adicional que suma al ya generado por el clima

El conflicto de los trabajadores del gas con la empresa Riogas pone en riesgo al día de hoy el transporte de la soja a través de camiones que esperan frente a las plantas secadoras de granos en todo el país; se estima que es una carga que vale unos US$ 10 millones. A esto se deben agregar los camiones que estén cargados y no han podido salir de las chacras por efecto de la adversidad climática.

La información fue proporcionada a El Observador por el gerente general de la empresa de acopio de granos Myrin SA, Arturo Deana, quién resaltó que esta situación golpea a la producción agrícola que ya está muy complicada por la severidad climática de este año.

Explicó que este tipo de conflictos les afecta todos los años, pero ocurre en momentos sin mayores perjuicios climáticos. La situación afecta a los plantas de secado de granos como soja y arroz.

Las plantas no disponen de gas para funcionar en un año donde no hay margen de maniobra posible frente a la adversidad que atraviesa el sector, con un exceso de lluvias e inundaciones que son históricas.

Como consecuencia de las medidas sindicales se encuentran parados frente a las plantas de secado de granos de 20 empresas, un total de 1.000 camiones con una carga de 30.000 toneladas de soja húmeda, cuyo valor se puede estimar en unos US$ 10 millones.

Normalmente la cosecha de soja tiene una humedad de un 60%, pero este año por las razones climáticas de notoriedad la humedad alcanza a un 100% del grano cosechado.


Populares de la sección

Acerca del autor