Miles de jóvenes copan el camping de La Aguada

Es una forma barata de pasar los primeros días de enero en la costa rochense
El olor de la carne asada se mezclaba con el aroma intenso de los pinos y los cigarrillos de marihuana. La sombra de los árboles resguardaba a las carpas de un sol fuerte y una brisa mantenía las parcelas frescas. Eran cerca de las tres de la tarde del lunes y en el camping de La Aguada, a poco más de tres kilómetros del centro de La Paloma, todo era movimiento.

La administración, una modesta oficina en la entrada del predio de 15 hectáreas frente a la playa, estaba saturada y repleta de jóvenes. Los recién llegados –cargados de bolsos, sillas de playa, carpas, sobres de dormir, cajas, garrafas pequeñas, heladeritas y varios otros petates– aguardaban impacientes a ser atendidos para poder instalarse en alguna de las más de 500 parcelas disponibles y así, sin más vueltas, dar inicio a las vacaciones.

El camping, que se encuentra bajo la administración del PIT-CNT desde el año pasado, está viviendo una de sus mejores temporadas en los últimos años: 4.000 personas ya se encontraban registradas el lunes y la administración esperaba que ese número se mantuviera. De todas formas, esa cifra ya representaba 25% de visitantes más que el año pasado en estas mismas fechas.

El público del camping es amplio, pero los jóvenes son quienes se apoderan de la mayoría de las parcelas en las primeras dos semanas de enero, constató El Observador en una recorrida por las instalaciones y confirmó luego Gabriel Melgarejo, dirigente del PIT-CNT y quien se encarga de la gerencia del camping.

"La población en estas primeras semanas de la temporada es bastante rotativa. Los jóvenes llegan, se quedan dos días y luego o piden dos días más acá adentro o se van a otro lado", explicó Melgarejo. Y agregó: "Todo depende de cómo se presente el clima y cómo esté el ambiente por el balneario".

La mayoría de los jóvenes acampantes consultados por El Observador dijeron que La Aguada era su opción elegida para vacacionar por la comodidad y cercanía de la playa, precio, y que no se necesita anticipación para efectuar una reserva, algo que muchos valoraron como fundamental una vez de que comenzaron a organizar su descanso y se dieron cuenta de que la gran mayoría de las casas en alquiler por la zona ya habían encontrado inquilinos antes de la llegada de diciembre.

Todo eso se suma a que Va Como Piña y Barbas, los principales y más grandes boliches de La Paloma, se encuentran a solo unos metros del predio.

Problemas de convivencia

Uno de los grandes desafíos a los que se enfrentan las autoridades del camping es el de lograr una convivencia pacífica entre los jóvenes ruidosos, alegres y consumidores de sustancias, y las familias que buscan un descanso tranquilo y accesible en una fecha en la que solo los afortunados o ahorristas perseverantes pueden vacacionar.

05te16camping4colMU.JPG

"La gente que viene a un camping sabe lo que es un camping. El que quiere mucha tranquilidad se va a acampar a la mitad del bosque", puntualizó Melgarejo. Aun así, desde la administración se establecen algunas normas de convivencia, sobre todo con los ruidos. Hasta las diez de la noche se permite la música a volúmenes altos, pero a partir de ese horario es necesario moderar los decibeles y ya a la medianoche la norma establece silencio total. Si bien es "difícil" cuidar el sigilo adolescente, el dirigente sindical explicó que se viene logrando una "buena convivencia".

"Imaginate igual que es difícil soportar esta música todo el día", dijo Melgarejo con una sonrisa irónica. De fondo, en aquel momento, sonaba una plena a todo volumen que llegaba indistintamente a los acampantes desde una parcela lejana.

El problema de la seguridad es otro de los asuntos a los que el personal del camping está muy atento, sobre todo en estas fechas con mucha circulación y recambio de gente. Melgarejo contó que en el último tiempo hubo una serie de hurtos entre parcelas, pero que no son tan comunes. No obstante, en el carnaval del año pasado la situación fue más complicada ya que los jóvenes rompían el alambrado que circunda al predio para colarse. Eso vulneró la seguridad de todos los que ahí dormían.

Durante esa semana de febrero, y según contó Melgarejo, ingresó durante varios días una camioneta con un hombre que vendía y traficaba drogas a los visitantes.

"Fue una situación complicada. Tenemos una tarifa de acceso diario para aquellos que quieren venir a visitar amigos o familiares y esta persona entraba todos los días, pagaba esa tarifa y estacionaba su vehículo en un mismo lugar. Era extraño, y cuando lo descubrimos intervino la policía", contó.

Para los próximos días, y si el tiempo acompaña, la administración espera que se sumen unos 1.000 o 1.500 acampantes más a los 4.000 que ya están, algo que el fin de semana largo por el feriado del Día de Reyes podrá generar. Se esperan jornadas de mucho sol, según el pronóstico del tiempo.

05te17camping3colMU.jpg

Pese a que la lluvia del martes ahuyentó a algunos acampantes, la cifra de los que se fueron fue baja y la ocupación se recompuso rápidamente ayer. Un grupo de 14 amigos de entre 19 y 20 años que viajó desde Santa Lucía hasta el camping el lunes para disfrutar de la playa y la fiesta pensaba quedarse toda la semana, aunque el cielo se viniera abajo.

"Está todo planeado, tenemos un toldo salvador –exclamó uno entre risas–, igual estamos de vacaciones".

Precios y servicios

El camping de La Aguada cobra $244 la estadía diaria por persona para aquellos visitantes que no están afiliados a la central sindical y ofrece servicio de baños, seguridad, luz eléctrica y agua potable.

Además, el predio cuenta con un restaurante, un snack bar y un supermercado que trabaja con horario extendido esta temporada, de 7 de la mañana a 4 de la mañana. Son 40 funcionarios, en enero, los que mantienen los servicios en marcha las 24 horas del día. Si bien la mayoría de los visitantes acampan, el lugar cuenta con unas 20 cabañas para entre dos y ocho personas que se alquilan por semana a diferentes precios según la capacidad. La de ocho cuesta $ 18.500 la semana, y la de seis, $ 15.500. La gran mayoría están alquiladas por todo enero, con reservas que se concretaron hace ya cuatro meses. El predio cuenta con canchas de fútbol, vóleibol y un acceso directo a la playa.

05te17campingpareja1colx7.JPG

El camping sindical más grande

El PIT-CNT se vinculó con el camping de La Aguada hace poco más de un año y este es el segundo verano que pasa bajo su administración. Llegó a sus manos luego de que el intendente de Rocha, Aníbal Pereyra, llamara a una licitación para realizar obras de reparación del predio. Luego de que ninguna empresa privada respondiera al llamado, el intendente hizo una adjudicación directa.

El camping pasó entonces a ser administrado por el PIT-CNT. Desde esas fechas, la central sindical ha realizado diversas obras. Todo lo recaudado, según explicó Melgarejo, es reinvertido en el emprendimiento, que busca ser una alternativa de descanso accesible para los trabajadores sindicalizados. En caso de que el camping continúe bajo la administración del PIT-CNT luego de terminado el mandato de Pereyra, la administración planea invertir en una piscina climatizada para aumentar el flujo de público fuera de temporada.
25% más de acampantes registró el predio en estos días, comparado con el año pasado

Populares de la sección

Acerca del autor