Ministerio del Interior recibió 15 denuncias por invitaciones a jugar a la Ballena Azul

Las autoridades piden a la población que radiquen la denuncia ante la seccional más cercana
El Ministerio del Interior registró hasta el momento 15 denuncias por invitaciones para participar del juego de la Ballena Azul. Es por este motivo que el Instituto del Niño y el Adolescente (INAU) puso a disposición la Línea Azul (0800 5050) para que los adolescentes o sus familiares puedan realizar consultas acerca de esta práctica que incita al suicidio.

Además, la Policía pidió a la población que radicara la denuncia en la seccional más cercana en caso de recibir una invitación para jugar. En esos casos, las autoridades derivarán la información a la sección de Delitos Tecnológicos.

Por el momento hay seis adolescentes internados en cinco departamentos. Si bien los jóvenes no presentan heridas graves, permanecen hospitalizados, donde reciben seguimiento psiquiátrico.


El juego de la Ballena Azul empieza cuando una persona que utiliza un perfil falso contacta a un adolescente que vive en otro país. En ese contacto se lo invita a jugar y, si acepta, es sometido a unas 50 pruebas, entre las que se encuentra dibujar una ballena en un papel o tatuársela en un brazo, cortarse los labios, hacerse un agujero en la mano, entre otros.

El juego termina cuando el impulsor logra inducir al jugador al suicidio al someterlo a la última prueba fatal.

Recomendaciones de las autoridades

Tanto el Ministerio de Salud Pública (MSP) como el Ministerio de Educación elaboraron un protocolo sobre cómo actuar ante la sospecha de que un niño o un adolescente participa del juego de la Ballena Azul. El comunicado indica que los adultos deben prestar atención si los menores disfrutan menos de las actividades cotidianas, además de si solo se relacionan con personas a través de las redes sociales y tienen dificultades para dormir.

Asimismo, explican que se debe actuar rápidamente, por lo que los adultos deben intentar generar un espacio de intercambio en donde el menor pueda explicar si le pasa algo. Recomiendan que los padres no juzguen lo que dicen sus hijos y que no se anticipen a sus respuestas, para que puedan expresarse con más facilidad. Exhortan también a la población a que recurran a la ayuda de un profesional si sospechan que el menor participa de esta práctica que incita al suicidio.

Por otra parte, el MSP recordó el protocolo que utilizan los efectores de salud ante un caso de intento de autoeliminación. En esas situaciones, se realiza una evaluación integral del usuario, en donde recibe la atención de un psiquiatra que determinará el procedimiento a seguir.


Los menores de 15 años deberán permanecer en observación por un lapso suficiente para ser evaluados por un integrante del equipo especializado en psiquiatría infantil. La internación se realizará en hospitales y sanatorios generales, salvo excepciones justificadas.

Además, los prestadores de salud deben tener una agenda prioritaria para las personas que hayan intentado suicidarse, ya que se tendrá que coordinar la primera consulta con psiquiatra en un plazo no mayor a siete días luego de haber hecho la evaluación inicial. En esos casos también se elaborará un plan de tratamiento personalizado que deberá contar con el consentimiento del usuario, e incluirá un referente.

El seguimiento es importante, ya que las personas que hayan tenido un intento de autoeliminación recibirán ayuda de un profesional durante un plazo mínimo de seis meses.




Populares de la sección