Ministerio indaga allanamientos a cultivadores de marihuana

Asuntos Internos investiga tres procedimientos que fueron denunciados
Cuando Tania Gutiérrez se despertó, el martes pasado a las 11 de la mañana, los policías ya estaban dentro de su casa revisando cajones. "Cuando miro por la ventana había uno apuntando con una pistola a mi perra y todos los demás policías alrededor", contó Gutiérrez a El Observador. Una decena de efectivos de la Brigada Departamental Antidrogas de San José buscaba marihuana en su casa, en Playa Pascual, sin reparar en el detalle de queestaba registrada en el Instituto de regulación y control del cannabis (Ircca).

Los agentes arrancaron de cuajo entre 30 y 35 plantas de marihuana que tenía en el patio pero que aún no habían florecido. La ley permite tener hasta seis plantas con flor pero no especifica cuántas sin florar pueden crecer. Por ello, tras las denuncias presentadas por los cultivadores, este procedimiento, junto a otros dos similares que se desarrollaron en diciembre en Canelones y Colonia, son investigados por Asuntos Internos del Ministerio del Interior.

Tania tiene 29 años, dos hijos y es funcionaria pública. Junto a su pareja, asegura que cultivan marihuana para consumo personal. En el allanamiento del martes perdieron las plantas, unos 10 gramos y varias semillas que les quedaban de la última cosecha. "Nosotros somos cultivadores desde hace años. Hay una ley que nos ampara y regularizamos la situación para que no pasara esto", contó la joven este viernes, minutos después de declarar ante Asuntos Internos.

"No hubo violencia física pero sí verbal. Nos mandaban a callar, nos decían que estabamos infringiendo la ley, que nos íbamos a comer tremenda cana, que hace años trabajan en narcóticos y que conocían el procedimiento", relata la joven, que ante estos argumentos, intentó mostrarles en su celular el Protocolo de actuación policial sobre la ley de marihuana y sus derivados aprobado el 10 de agosto del año pasado por el Ministerio del Interior. Pero, según relató, los agentes respondían con evasivas o arrancando las plantas.

La cultivadora, que está registrada en el Ircca desde el 14 de marzo de 2015, se queja de que no le informaron quién estaba a cargo del operativo ni le mostraron la orden judicial de allanamiento. Se limitaron, en cambio, a decirle que había una denuncia anónima por las plantaciones y a pedirle el registro del Ircca. Gutiérrez tenía claro el protocolo policial, que establece que "el personal (policial) no podrá exigir el registro como usuario o cultivador".

El ministerio señala a la Justicia

La mujer asegura que ninguna de las plantas había dado flor y que, por lo tanto, estaban dentro de lo que la ley permite.

El protocolo recuerda que "la ley 19.172 autoriza el cultivo y la cosecha domésticos de hasta seis plantas de cannabis con flor hembra" y que "se encuentra autorizada la tenencia de mayor número de plantas sin flor o con flor macho".

Las plantas fueron a parar a la seccional 2ª de Delta del Tigre. Aunque la Policía no los detuvo, su pareja fue a declarar allí. Luego, llamaron por teléfono a Julio Rey, representante de la Federación de Cultivadores de Cannabis del Uruguay, un activista que ha trabajado junto al Ircca en la regulación del mercado. Rey los contactó con el Ministerio del Interior, adonde concurrieron este viernes.

Una abogada del ministerio les recomendó que denunciaran el procedimiento ante Asuntos Internos y allí terminaron. Esa dependencia investigará ahora si existió abuso policial. De todas maneras, una fuente del Ministerio del Interior dijo a El Observador, sin referirse a este procedimiento en concreto, que algunos jueces, que no tienen aún clara la normativa, ordenan allanamientos y cortar las plantas antes de analizar si son hembras o machos, si tienen flor o aún no han definido su sexo.

Recomiendan denunciar abusos policiales

Otros tres cultivadores registrados en el Ircca denunciaron en diciembre haber sufrido allanamientos abusivos en sus casas en los últimos meses, informó La Diaria el 24 de diciembre. Los cultivadores mantuvieron una reunión con el Ircca el lunes 28 de diciembre y al día siguiente otra reunión con jerarcas del Ministerio del Interior, que les recomendaron trasladar las denuncias a Asuntos Internos. Dos cultivadores lo hicieron. "Quisiéramos que los cultivadores, debidamente registrados o no, pero preferentemente los registrados, que se consideren avasallados en sus derechos reporten al Ircca los hechos, con nombre y apellido y una descripción de las circunstancias, independientemente de las acciones que hagan ante la Policía o la Justicia", aseguró Milton Romani, secretario general de la Junta Nacional de Drogas, a La Diaria. "El Ircca no va a permitir que haya procedimientos abusivos", agregó.

Populares de la sección

Acerca del autor