Ministro finlandés animó a los empresarios a invertir en Uruguay

"Tengan valor y tomen la oportunidad", les dijo el secretario de Comercio
Si las relaciones comerciales que unen a Uruguay con Alemania se concentran en las energías renovables y la agroindustria, el foco central de los vínculos comerciales entre uruguayos y finlandeses se puede encontrar en la industria forestal.

Así lo transmitió ayer el ministro de Comercio Exterior y Desarrollo de Finlandia, Kai Mykkänen, durante un foro empresarial en el que también participaron el presidente Tabaré Vázquez y los ministros Danilo Astori (Economía y Finanzas) y Víctor Rossi (Transporte y Obras Públicas).

Mykkänen dijo que si bien las relaciones entre ambos países datan de varias décadas atrás, los dos países se empezaron a "conocer mejor" hace tan solo un cuarto de siglo, cuando "los primeros visionarios" finlandeses se dieron cuenta de que Uruguay podía ser una tierra fértil para sembrar su industria.

El ministro finlandés fue muy enfático cuando les subrayó a los empresarios de su país que llenaban la sala sobre la oportunidad que estaba frente a sus ojos. "Hay 90 empresas finlandesas presentes que quieren tener acceso a Uruguay y nunca lo tendrán tan fácil como hoy (...) Tengan valor y tomen la oportunidad", los empujó Mykkänen, luego de hacer referencia al memorándum de entendimiento que firmaron ambos países para facilitar las inversiones.

El jerarca afirmó que se sentía muy contento de que las compañías finlandesas no solo hubieran encontrado razones para estar interesados en invertir en Uruguay, sino que además han llevado ese interés a la realidad. Acto seguido, Mykkänen se refirió al caso de UPM y dijo que no es "coincidencia" o un "accidente" que la inversión exterior más grande en materia forestal de una empresa finlandesa posiblemente se haga en Uruguay.

Al igual que sus compañeros de gobierno y las autoridades alemanas, Mykkänen trazó un paralelismo entre las dos naciones. Dijo que, a pesar de la distancia geográfica y las diferencias climáticas, los dos países mantienen altos estándares de calidad de vida. En ese sentido, diferenció a Uruguay del resto de la región.


Pero el ministro también llamó a "ensanchar" esa cooperación. "Hay empresas finlandesas que funcionan con éxito en Uruguay y es estupendo, pero no debemos pararnos ahí. La confianza es la base de la cooperación. Debemos hacer más en el campo de las innovaciones, abrir nuevos caminos y crear algo juntos", dijo.

La palabra "confianza" fue retomada minutos después por un representante de la empresa de maquinaria pesada Possen, que tiene negocios en Uruguay. "En Uruguay tenemos infraestructura en la que podemos confiar", señaló el hombre de negocios en su presentación.

Otro paraíso

Por su parte, el gobierno hizo su parte para transmitir la mirada idílica que el país recoge en estas tierras. Vázquez, Astori y Rossi repitieron los aspectos medulares de la presentación que tres días antes habían hecho ante la Cámara de Comercio de Hamburgo.

El presidente brindó una visión general del país a partir de una diapositiva en la que aparecían varias fotografías que disparaban temas en particular. Vázquez habló sobre las bondades del Plan Ceibal (por el que se entregó una computadora a cada escolar), la diversificada matriz energética uruguaya, de la trazabilidad agropecuaria, las comunicaciones, del compromiso del país con la innovación y la investigación, de los 13 años de crecimiento consecutivo y de cómo eso diferencia a Uruguay de los países de la región. "Uruguay, créanme, es un país confiable", afirmó. "Es el país más seguro de América Latina", agregó. Tal como ha sido costumbre en esta gira, terminó hablando de la apuesta de su gobierno por el libre comercio.

"Países pequeños como los nuestros tenemos que abrirnos al mundo y trabajar para integrarnos regionalmente" - Tabaré Vázquez, presidente de la República

Rossi recogió la posta de Vázquez para hacer una presentación que tenía como fin decirles a los empresarios finlandeses que Uruguay tiene un tema prioritario que resolver en materia de infraestructura y contarles cuáles eran los mecanismos disponibles para que pudieran participar.
Astori retomó el concepto de que no existe inversión más importante para el gobierno que en infraestructura y, además de reconocer las falencias del país en ese sentido, se dedicó a relatar el beneficioso clima de inversiones que, según él, constituyen una atracción para los inversionistas extranjeros.

"Trabajamos con empleo de calidad y por empleo decente de acuerdo a las normas de la OIT", señaló el ministro ante los finlandeses y los presidentes de las cámaras de Comercio e Industria –en primera fila–, que se quejaron ante la Organización Internacional del Trabajo por ocho puntos de la legislación laboral que entienden que no van de acuerdo a lo que la organización establece.

Así terminaron dos días de trabajo del gobierno en Finlandia que sirvieron para estrechar lazos políticos y económicos, y para recordar en la casa matriz de UPM en Helsinki que en Uruguay hay buena madera.

Populares de la sección

Acerca del autor